EnEscena Más Escena


Estrellas que se hacen polvo


Publicacion:06-08-2018

+ + - -

Lindsay tenía 21 años cuando ya había estado en las manos de las drogas.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Demi Lovato tuvo que ser llevada al hospital por una aparente sobredosis. Este incidente no es extraño en el mundo de la farándula. Tan sólo habría que echar un ojo al llamado "Club de los 27" para recordar a cantantes como Amy Winehouse o Janis Joplin, quienes tuvieron un fatídico final.
Es justo entre los 20 y los 30 que actrices y cantantes han vivido quiebres en su salud emocional y mental relacionados con las drogas.
Britney Spears, Paris Hilton, Lindsay Lohan y Amanda Bynes, entre otras, tuvieron experiencias con las drogas que las llevaron a hospitales, cambios en su apariencia e incluso a ponerle pausa a sus carreras.
Para Alexis Solís, terapeuta de la Sociedad Mexicana para la Prevención y Manejo del Estrés, es común que entre ese rango de edad las personas tengan algún tipo de crisis.
"Es la etapa en la que la gente tendemos a sufrir estrés laboral, que tiene que ver un síndrome de estrés crónico. No sólo tiene que ver con la cantidad de trabajo, es una cuestión de la perspectiva que se tiene del trabajo. La edad entre 20 y 30 es una época de alto impacto por las expectativas que todavía tiene una persona en ese momento de su vida", comentó.
Es así como los famosos que están en esta edad pueden sufrir episodios como los de Lovato de esta semana y que la llevaron a cancelar algunos de sus conciertos.
"Tener altas expectativas es algo común entra la gente de 20 y 30 años, digamos que es un nivel de sobre exigencia. Esto tiene relación con las adicciones en diversas formas. Uno, es una cuestión generacional, porque esta generación tiene mayor acceso a las drogas de la que tenían otras generaciones. La misma cultura aprueba el uso de drogas más en estas edades. Es una herramienta que usan para enfrentar estas exigencias, estos problemas de la vida", agregó Solís.
Según el terapeuta, las celebridades son más susceptibles y aún más las mujeres por los elementos biológicos como las hormonas, o elementos sociales, como el acoso sexual y el machismo al que se enfrentan. "Inmadurez emocional y poder adquisitivo sin límite los llevan a sufrir y terminar en callejones sin salida".

Princesas en desgracia

Lindsay Lohan
Lindsay tenía 21 años cuando ya había estado en las manos de las drogas. Incluso fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol y fue en varias ocasiones a rehabilitación.
La actriz tuvo varios papeles en películas de Disney. Según familiares y amigos, sucumbió ante la presión de ser "perfecta" y a la mala relación con su padre. Igual que Demi Lovato, fue niña Disney.

Paris Hilton
La modelo y heredera tuvo en sus 20 años acceso a cualquier tipo de drogas. Durante aquellos días su predilecta era la cocaína.
En distintas ocasiones, la también DJ fue detenida por posesión de drogas. Sin embargo, llamaba la atención la forma en que evitaba ser llevada a prisión. "Ese bolso no es mío" o "confundí eso con goma de mascar", eran algunas de las frases que decía.

Britney Spears
Famosa es la foto de la cantante mientras se rapaba. El evento fue parte de un día en donde las drogas habían tomado el control.
La cantante también se hizo fanática de la cocaína, lo cual la llevó a perder la custodia de sus dos hijos, dormir en un estacionamiento, entre otras cosas.
Además fue hospitalizada, llevada a rehabilitación y su carrera se estancó tanto, que apenas hace tres años comenzó a recobrar a sus fans.

Miley Cyrus
Destacó por su rol de "Hanna Montana" en Disney.
A los 14 años, Miley se desprendió de ese personaje y comenzó a publicar semidesnudos.
Anduvo con Liam Hemsworth; rompieron y la cantante comenzó a fumar marihuana. Un semidesnudo en los MTV y su relación con Victoria Maxwell, alimentaron su mito de niña mala.

No brillaron más

Janis Joplin
La llamada "Bruja Cósmica" siempre luchó con temas como la depresión. Sus amigos sabían que ella no se sentía guapa y era, además, muy tímida.
Durante su juventud se volvió adicta a las anfetaminas. Sin embargo, sus últimos años desarrolló una adicción muy fuerte también a la heroína.
Murió a sus 27 años y así se convirtió en una leyenda del rock.

Amy Winehouse
La voz de la cantante fue reconocida por el mundo. Sin embargo, siempre fue una chica frágil y con muchos temores e inseguridades.
Fue su relación con Blake Fielder la que la llevó al fondo de las drogas. Además, padecía trastornos alimenticios como la anorexia.
A los 27 años fue encontrada muerta, su cuerpo tenía altas dosis de alcohol. Su rehabilitación no funcionó. Su cuerpo no soportó más su consumo de alcohol.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario