Legal


Analizan desigualdad y derechos humanos


Publicacion:18-10-2018

+ + - -

Así es que tanto a nivel estatal como en el país, las violaciones graves a los derechos humanos continúan teniendo índices altos.

De haber situaciones legales en el país, expertos en Derecho llevaron a cabo el panel “Desigualdad y derechos humanos”, en el marco del ciclo Artesanos del Diálogo de la UDEM, tuvo como invitadas a Sofía Velasco, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León; y  Consuelo Bañuelos, directora general de Promoción de Paz, ABP.

Así es que tanto a nivel estatal como en el país, las violaciones graves a los derechos humanos, entre ellos la tortura, la desaparición forzada y la detención ilegal, así como las omisiones a los derechos básicos de niñas, niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores continúan teniendo índices altos.

Así lo concluyeron esta noche Sofía Velasco, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León; y  Consuelo Bañuelos, directora general de Promoción de Paz, ABP, en la Universidad de Monterrey, ante estudiantes de diferentes programas académicos, maestros y colaboradores de la comunidad universitaria.

Las activistas participaron en el panel: “Desigualdad y derechos humanos”, dentro del ciclo Artesanos del Diálogo de la UDEM, que se realizó en el Ágora Oriente del Centro Roberto Garza Sada de Arquitectura, Diseño y Arte.

La mesa de análisis fue moderada por Nery Gracia Ledezma, Directora de Comunicación y Mercadotecnia de la UDEM.

Sofía Velasco señaló que el problema es que, aunque no existe un diagnóstico oficial sobre la situación de los derechos humanos, organismos como los que ellas representan llevan registros que reflejan que las violaciones graves a los derechos humanos son altas.

La activista señaló que en las políticas públicas a nivel estatal sobre derechos humanos “hay muchos pendientes” y no existe un Plan Estatal de Derechos Humanos como lo han hecho otras entidades.

“El que haya una política clara de atención y prevención a los derechos humanos en los grupos en situación de vulnerabilidad; mientras no tengamos una política pública clara para atender eso, para involucrarnos en el compromiso del respeto de los derechos humanos, sigue siendo un tema grave”, indicó.

Mencionó temas preocupantes en derechos humanos, como la situación de los centros penitenciarios, los inmigrantes centroamericanos o la vivienda digna, entre otros.

La ponente destacó que las estadísticas demuestran que la mujer en el estado y en el país, acuden a denunciar violaciones a los derechos humanos cuando las víctimas son otras personas, pero cuando la afectada es ella misma, la denuncia es menor.

“Hay muchas violaciones a los derechos de las mujeres, pero las mujeres no nos quejamos de lo que nos pasa; (…) hay muchas quejas presentadas por mujeres en favor de sus esposos, de sus hijos, entonces nosotras nos estamos viendo todavía como protectoras y estamos descuidándonos a nosotras mismas”, expuso.

Consuelo Bañuelos, por su parte, la mujer vive todo tipo de violaciones a los derechos humanos: mujeres enfermas, golpeadas, que son abandonadas, que no tienen oportunidades, “pero todo es parte de una cultura y nosotras, quienes tenemos esas oportunidades, seríamos responsables de ir haciendo esos cambios en un inicio”.

La ponente destacó que se calcula que solo un 15 % de la ciudadanía mexicana participa en alguna causa social, mientras que países con más avances en el tema, como Estados Unidos, alcanza una participación del 70 %.

“Entre más personas trabajen en causas sociales, mayor es la posibilidad de poder incidir en políticas públicas, en cambios de leyes, cambios en estructuras sociales fuertes; entre más participemos más podemos tener una impacto fuerte, más trascendente (…), la participación ciudadana va a fortalecer todas aquellas debilidades sociales”, sostuvo.

 

ALERTAN SOBRE  SUBCULTURA DEL CRIMEN

Además, en pro de un estado de derecho sólido y a fin de  convencer a niños, niñas y jóvenes -antes de las consecuencias legales- de que “el crimen no paga”, sino que su “legado” es la muerte y la destrucción, es el objetivo del documental “La otra parte. La historia no contada del narco”.

Bajo la visión del cineasta Ricardo Colorado Seira, la cinta desecha la referencia particular e innecesaria: no se trata de una denuncia, no es un recuento de algo, no presenta hechos violentos y no usa lenguaje soez, para convertirlo en un testimonio que es accesible a niños, niñas, adolescentes y la familia en general.

El documental se proyectó en diferentes funciones en el Teatro UDEM, en donde no solo el cineasta, sino el protagonista, “José” -en su anonimato-, tuvieron un diálogo con estudiantes de la Preparatoria Politécnica Santa Catarina Unidad La Fama.

“La otra parte. La historia no contada del narco”, es un largometraje documental de 98 minutos, y es la ópera prima de Colorado Seira, realizado en 2015.

El documental está basado en hechos reales, desmitifica y revela los rasgos de la “subcultura” del narcotráfico, a partir del testimonio de “José”, hijo de uno de los iniciadores del narcotráfico en México.

En la charla con el estudiantado, Colorado Seira explicó que, cuando diseñaron este documental, su equipo pensó que una Universidad o una escuela sería “su casa” natural, porque este es el tipo de foro en donde su mensaje debe anidar.

Agregó que cuando se le cuestionaba sobre la temática de su proyecto, él respondía que había que hacer algo: “no podemos vivir con miedo, y el cine ofrece este foro increíble para hablar en la oscuridad y sembrar una semilla de conciencia en la audiencia”.

Y la cinta habla sobre la necesidad de asumir como propia la responsabilidad de prevenir este daño.

“Durante años hemos visto, señalado y apuntado a los demás, pero pocas veces volteamos al espejo para entender que ahí, en esa imagen, hay una parte importante de la salida: a todos nos toca hacer algo”, sostuvo.

Colorado Seira señaló, que el suyo es el segundo proyecto de cine documental en México que logra hacer pantalla comercial, después de “Presunto culpable”.

“Decirle a México que es posible llenar las salas de cine documental, que no somos un país de ignorantes, que somos un país de gente tenaz y que sabemos ver contenido”, manifestó.

“José”, por su parte, explicó que este proyecto se hizo con la intención de que la historia no se repita, sin importar quién es él, sino el mensaje.

“Se omitieron nombres en el documental, porque si bien tenemos que contar la historia, ya no la queremos enaltecer”, reveló.

“José” destacó a los y las jóvenes la forma en que están “bombardeados” de mensajes de éxito del narcotráfico, por lo que, básicamente, “nuestro mensaje es: el crimen no paga, el crimen no genera oportunidades”.

“A ustedes como jóvenes les toca mucho dar a los niños un ejemplo distinto y mostrarles que hay otras posibilidades  de salir adelante”, aconsejó al alumnado.

HACEN CONCIENCIA LEGAL CON ARTE

Para ver el desarrollo del derecho y hacer conciencia legal, el 2 de octubre se presentó la obra "Últimas noticias del frente o dos días en la plaza", en el Aula Magna de Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Así es que en conmemoración por los 50 años de los movimientos estudiantiles de 1968, la obra “Últimas noticias del frente o dos días en la plaza” fue puesta en escena en el Aula Magna de Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

La obra escrita por Luis Enrique Gutiérrez Ortiz-Monasterio se presentó el 2 de octubre, bajo la dirección de Luis Marín.

“Es un día muy importante para nosotros hoy, para recordar el movimiento estudiantil del ྀ”, expresó el director de la obra.

“Últimas noticias del frente o dos días en la plaza” es una obra que, a través de una historia familiar, explora las ideologías que giran en torno a las luchas sociales en México.

La relación padre-hijo que se representó en la puesta es el contraste de cualidades, valores e intereses entre ambas generaciones.

Miguel, un padre sarcástico y dominante, interpretado por Juan Benavides, no acepta su condición física que le impide ir a la manifestación, por lo que intenta persuadir ideológicamente a su hijo Rodrigo, personificado por el actor Cristóbal Alanís, y Patricia Quiroga la madre.

Hubo un énfasis en los ideales de juventud que tuvieron Miguel y Carmela (Patricia Quiroga), y que se fueron intercambiando a lo largo de 40 años de matrimonio.

La lucha de clases, la justicia social y la solidaridad son temas que “Últimas noticias del frente o dos días en la plaza” recordó al público que asistió a ver la obra en el día conmemorativo al movimiento estudiantil del ྀ.

 



« El Porvenir / Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario