Nacional Estados


Ofrece Estado disculpa pública por estudiantes del Tec asesinados

NL.NL.

Publicacion:20-03-2019

+ + - -

Ofrece Estado disculpa pública por estudiantes del Tec asesinados

Con un retraso de 9 años, el Estado Mexicano refrendó una disculpa pública a fin de limpiar el nombre de los dos estudiantes occisos del Tecnológico de Monterrey que fueron acribillados por elementos del ejército mexicano al ser señalados en aquel entonces como presuntos sicarios.
La actual Secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, había prometido a inicios de su administración la importancia de convocar a una disculpa pública que reconociera a las víctimas como simples estudiantes destacados por su excelencia académica, esto tras no contar con alguna evidencia que los haya podido relacionar como parte del crimen organizado.
Fue en el teatro Luis Elizondo que se hicieron presentes los padres de familia afectados por los hechos el pasado 19 de marzo del 2019, destacando que el caso aún sigue en proceso, y que, de los seis involucrados, tan sólo tres de ellos fueron detenidos como presuntos homicidas, mientras dos son prófugos y el otro se encuentra en calidad de desaparecido.
“A los padres: a nombre del Estado mexicano, les ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos en el marco del uso excesivo de la fuerza por el que fueron privados de la vida sus hijos, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, por parte de los elementos del ejército mexicano”.
“Por la violación a sus derechos del acceso a la justicia, y de conocer la verdad sobre los hechos ante los constantes obstáculos de las autoridades encargadas de impartir justicia, ofrezco una disculpa pública por el daño a la imagen, el honor y la buena fama de Jorge Antonio y Javier francisco, derivadas de las falsas imputaciones por diversas autoridades del estado mexicano y por la alteración de la escena de los hechos”, expuso Sánchez Cordero.
De esta forma, reiteró el compromiso por el respeto a los derechos humanos, prometiendo redoblar esfuerzos para la capacitación apropiada a los elementos de las fuerzas armadas en materia de derechos humanos.
Así mismo, consolidó la garantizarían del acceso a la justicia a todos los ciudadanos para que las víctimas del delito reciban un trato respetuoso y digno.
“Los dos estudiantes eran de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios; por mi conducto, el estado mexicano hace el compromiso de garantizar la reparación integral del daño que provocaron las autoridades desde el 19 de marzo del año 2010, y a su vez reitero el compromiso de implementar las medidas que aseguren la no repetición para que los hechos que violentaron sus derechos humanos, no vuelvan a suceder a ninguna otra persona en nuestro país”, manifestó.
Al evento, también acudieron autoridades de renombre como el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez; el Subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB, Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez; el Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis González; la Subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención de Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de la República, Sarah Herrerías; el Comisionado Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Sergio Rochín del Rincón; el General de División, Diplomado Estado Mayor, Jens Lohmann Iturburu; y el Presidente del Tec, Salvador Alva.
Durante la mañana, dentro de las instalaciones del Campus Monterrey, la institución rindió el tributo anual a los estudiantes a través de una guardia de honor, esto con una placa ubicada en la Explanada del Centro de Congresos que procura por la memoria de los jóvenes.
Fue la profesora del Tec, Gabriela Paz, quien recordó el trágico homicidio que repercutió tanto a la comunidad universitaria, como a los regiomontanos.
“El caso sigue resonando dentro y fuera de la comunidad del Tec por múltiples razones, asesinatos como los de ellos hubo cientos, quizá miles, y fueron considerados fríamente como daños colaterales en la guerra contra el narco”.
Así mismo, el Comité de Estudiantes del Tec, destacó su lucha por reconocer el papel estudiantil que llevaba a cabo Jorge Mercado y Javier Arredondo.
“Hemos luchado estos nueve años para esclarecer que eran estudiantes de excelencia y no estaban ni en el lugar ni en el momento equivocado, ellos estaban aquí estudiando, salieron a cenar y fueron asesinados por elementos del ejército”, manifestó Braulio Roché, miembro del Comité.
Más tarde, en un mural que rinde tributo a los dos estudiantes, ubicado debajo de un puente en Avenida Garza Sada y Luis Elizondo, develaron una placa otorgada por la Secretaría de Gobernación, que reconoce bajo el lema “¡Eran estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey, no sicarios!”, a Mercado y Arredondo.
Dicho mural cuenta con retratos conmemorativos a la fecha del 2010, ofreciendo disculpas a las familias de las víctimas y el pueblo de México por el homicidio.
Rosa Mercado, madre de Jorge Mercado, destacó que el proceso para consolidar dicha disculpa y reconocimiento a sus hijos cruzó por una odisea careciente en justicia.
“Para llegar a esta disculpa pública caminamos un sendero lleno de lucha, primeramente, con personal de la unidad de vinculación ciudadana que su función era vincular militares con víctimas, comprometiéndose a ayudarnos en lo que fuera, y sólo se burlaron de nosotros”.
“Nos dieron falsas esperanzas, lo único que queríamos era limpiar los nombres de Jorge y de Javier, después de tres años y medio se nos acercaron alumnos del Tec, del colectivo ‘Todos Somos Jorge y Javier’, en aquel tiempo nos ofrecieron su apoyo por iniciativa propia a buscar autoridades que les dieran información de cómo se encontraba el expediente”.
“Fue hasta septiembre del 2015 que viajamos hasta la ciudad de México para ver el expediente, hasta ese entonces nos dimos cuenta de cómo acabaron con la vida de Jorge y de Javier, nos quedó claro que no fue error, no fue fuego cruzado, sino que los habían ejecutado a sangre fría, y no conforme con eso, los golpearon, arrastraron y robaron su identidad, e infamemente declararon que eran sicarios”. Mencionó Rocío Mercado.
Es así, como el año pasado 2018 se proyectó en el festival de cine “Ambulante”, que proyectaron el documental “Hasta Los Dientes”, por el director Alberto Arnaut, en donde relata el trasfondo real de los acontecimientos del 19 de marzo del 2010.
En una de sus funciones, Olga Sánchez Cordero pudo presenciar la cinta, donde se sintió comprometida a limpiar el nombre de Jorge y Javier, y hacer justicia conforme al derecho.
Dos semanas tras asumir el cargo como Secretaria de Gobierno, Cordero invitó a los padres de familia en su despacho donde “nos otorgó un trato digno como víctimas, algo que nadie nos había brindado durante los años de búsqueda de justicia”, mencionó la madre de familia.
“Por fin, en este día, del noveno aniversario luctuoso, el Estado Mexicano reconoce que eran estudiantes de excelencia del tecnológico de Monterrey, no sicarios”, puntualizó.



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario