Monitor Más Monitor


Big Data está transformando la educación


Publicacion:17-04-2019

+ + - -

Estas son algunas de las transformaciones radicales que el uso de Big Data puede aportar al sector educativo

El uso de la analítica en el sector de la educación crea grandes oportunidades para los educadores, dándoles una comprensión más profunda del proceso educativo. Las escuelas, universidades, colegios e instituciones educativas a menudo almacenan grandes cantidades de datos relacionados con estudiantes y profesores y estos, pueden analizarse en busca de información que permita mejorar su eficiencia.

Variables como el comportamiento de los estudiantes, los resultados de los exámenes, el desarrollo de los estudiantes, además de sus necesidades educativas, se pueden controlar con frecuencia a través del análisis estadístico. Estas son algunas de las transformaciones radicales que el uso de Big Data puede aportar al sector educativo.

Mejora en el rendimiento del alumno

Actualmente, la única medida del rendimiento de los estudiantes es la respuesta a las tareas y los exámenes de evaluación. Sin embargo, a lo largo de su trayectoria educativa, los estudiantes generan una pista de datos única. Analizar estos datos en tiempo real ayuda a comprender mejor el comportamiento individual de los estudiantes y a crear un buen ambiente de aprendizaje. El Big Data en el sector educativo permite monitorear las acciones de los estudiantes, el tiempo que toman para responder una pregunta, las fuentes que usan para prepararse para los exámenes y las preguntas que dejan de responder.

Ayuda en la elección de carrera

Una evaluación completa y detallada ayudará a los maestros y coordinadores del curso a medir el progreso, las fortalezas y las debilidades de cada estudiante. Estos resultados mostrarán las áreas en las que el estudiante está más interesado y qué actividad profesional se adapta mejor a su perfil. El Big Data también puede usarse para monitorear el desempeño de los estudiantes en su actividad profesional después de graduarse de la universidad, lo cual les ayudaría para elegir los cursos de mayor reputación en el mercado laboral.

Programas de enseñanza personalizada

Con el análisis, las instituciones educativas pueden elaborar programas personalizados de “aprendizaje combinado”, incluso en grandes colegios y universidades. Esta combinación de aprendizaje en línea y presencial puede brindar a los estudiantes la oportunidad de seguir las clases en las que están interesados, así como de poder establecer su propio ritmo de aprendizaje.

Retroalimentación inmediata para los profesores

Un sistema educativo analítico basado en datos ayuda a los maestros en el desarrollo de actividades escolares de acuerdo con la capacidad, el proceso de aprendizaje, las preferencias y el desempeño de cada alumno. Los profesores pueden obtener retroalimentación inmediata sobre el contenido entregado, lo que tiende a tener un impacto positivo en su desempeño y los resultados.

Incremento de la retención estudiantil

Con un monitoreo permanente de los resultados de cada estudiante, las tasas de deserción en las escuelas y universidades tienden a disminuir. Los análisis tienen el potencial de aumentar el nivel de compromiso y el uso del estudiante. A través de la analítica, los profesores pueden identificar el nivel de interés generado por una materia o un recurso educativo, como un video o un texto. El uso de Big Data sin duda será una herramienta indispensable en las escuelas y universidades del siglo XXI. Los profesionales de la educación deben aprovechar al máximo los análisis académicos, ya sea cara a cara o de manera virtual.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario