Internacional Latinoamérica


Estudiantes brasileños llaman a nuevo paro


Publicacion:21-05-2019

+ + - -

 Y reciben apoyo sindical

 

Sao Paulo.- Los estudiantes brasileños esperan lograr mayor fuerza en su segundo paro nacional, convocado para el próximo 30 de mayo y que tendrá apoyo sindical, luego de haber logrado convocar a casi un millón de manifestantes en casi 200 ciudades del país el pasado miércoles. 

Tras una evaluación del paro del pasado 15 de mayo, la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), la Unión Brasileña de Estudiantes de Enseñanza Media (UBES) y la Asamblea Nacional de Posgraduados (ANPG) fijaron este lunes como objetivo lograr un mayor volumen en las protestas del próximo 30 de mayo.

El Segundo Día Nacional en Defensa de la Educación tiene como fin rechazar el recorte del 30 por ciento al presupuesto educativo, anunciado por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, y "mostrar que nuestra lucha apenas se inicia y proseguirá" hasta revertir el ajuste, dijo la presidenta de la UNE, Marianna Dias.

Por su parte, dirigentes de las centrales sindicales CTB y CUT, reunidos en Sao Paulo, acordaron orientar a sus agremiados a reforzar las manifestaciones estudiantiles del próximo día 30, informó el Portal Vermelho.

Los sindicalistas evaluaron como un gran éxito el paro nacional del pasado 15 de mayo, y confiaron en mantener la continuidad de las movilizaciones, para culminar el próximo 14 de junio con una huelga general a la que están convocando las centrales y los movimientos sociales.

"La movilización viene en crecimiento" en defensa "de la democracia, la soberanía nacional y los derechos sociales", dijo el presidente de la Central de Trabajadores de Brasil (CTB), Adilson Araújo, quien anunció que transportistas y trabajadores del metro de Sao Paulo se sumarán a la paralización.

Araújo anunció una serie de reuniones y actividades previas, para convocar a trabajadores de distintas ramas y en distintos estados a sumarse a la protesta, que consideró parte de una movilización general contra "la política ultraliberal del gobierno de extrema derecha". 

"Brasil vive una crisis de grandes dimensiones, que se manifiesta en la economía, la política, la seguridad y las instituciones. Hoy presenciamos al presidente, desesperado, apelando a su horda extremista para una ruptura golpista", expresó.

Las manifestaciones del próximo día 30 se realizarán luego de que el presidente Bolsonaro calificara a los manifestantes del miércoles pasado de "idiotas útiles", y presentara un plan que afectaría la autonomía universitaria y el financiamiento de las organizaciones estudiantiles, lo que recrudeció el descontento.

El gobierno de Bolsonaro planteó emitir una identificación estudiantil, con lo cual tendría acceso a datos personales del alumnado, lo que para las organizaciones universitarias es una medida ilegal de control que serviría para la persecución del movimiento estudiantil.

"Creemos que esa es una tentativa de represalia del gobierno ante las grandes manifestaciones del último día 15, para perseguir a los líderes estudiantiles y a los organizadores de los actos" de protesta, "tales medidas son ilegales, hieren el derecho a la privadidad de las informaciones y datos peronales", apuntaron.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario