Legal


Hereda el derecho como modo de vida


Publicacion:24-06-2019

+ + - -

En el hogar era muy natural escuchar y ver diálogos jurídicos en la mesa del comedor

 

Proveniente de una familia de abogados y de maestros, donde la vocación humana y social estaba a la orden del día, el jurista local Gastón Alfredo Alemán Rizzo opta por desenvolverse en el mundo de las ciencias legales.

Alemán Rizzo asume la responsabilidad de ser jurista desde muy temprana edad, esto en una herencia natural de su padre Gastón Alfredo Alemán Alemán, quien también es jurista. 

En el hogar, para nuestro entrevistado, era muy natural escuchar y ver diálogos jurídicos en la mesa del comedor, y de una admiración propia hacia su padre y tíos, quienes también son juristas, el paso natural para él fue el desarrollarse en el mundo de las ciencias legales.

Tan es así que al paso del tiempo, aunque su madre y otros familiares le demandaban el que hiciera carrera en el mundo de la cátedra, al final del día opta por ser un abogado más.

Su visión en el derecho fue muy firme, desarrollarse en una profesión para hacer justicia, esto ya fuese desde cualquier trinchera, en especial en el área de ser abogado postulante, pues desea como defensor el darle a cada quien la oportunidad de tener justicia.

Nuestro jurista nace un día 1 de junio de 1992, es egresado de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, del 2010-2015, tiene  la Licenciatura en Derecho y  especialización en Materia Fiscal y  es Master en Juicio de Amparo, siendo todos sus adiestramientos académicos por la Máxima Casa de Estudios, la UANL.

El amor por la carrera de Derecho no le llegó, sino  nació con él.

 “Primero que nada, toda mi familia por parte de los hombres todos son abogados, mi padre también lo fue y es penalista. Mi madre es maestra, por parte de todas las mujeres son maestras”.

“Cuando estaba pequeño siempre le decía a mi mamá que quería ser como mi papá de grande y me vi con cuestiones de que mi mamá o mis tías me decían que ya había muchos abogados en la familia y me decían que mejor estudiara para doctor o dentista o maestro también”.

“A fin de cuentas, ya estando en la preparatoria, porque yo soy originario de Fortines las Flores, Veracruz, donde la preparatoria es de tres años y al tercer año se hace una especialidad técnica para que el joven pueda estudiar una cuestión técnica. Para cuestiones propias tomé el curso de económico administrativo, entonces me di cuenta que no era lo mío los números”.

Es así que el destino lo tenía marcado en pro del sano desenvolvimiento del Derecho, logrando hacerse camino a base de pedir oportunidades, en este caso inicia su visión de derecho buscando mejores opciones académicas en las ciencias legales y opta por viajar a Nuevo León.

“Entonces se da una oportunidad. Siempre me llamó mucho la atención la máxima casa de estudios de Nuevo León y quise estudiar derecho, presenté el examen y lo estudié. Era por cuestiones de mi papá más que nada”.

“EL derecho era cosa de familia,  porque mi papá siempre le gustó la función pública, entonces toda su vida le gustó el litigio y en tiempos de comida o en el carro platicaba de los asuntos y siempre me interesaba y quería saber más de lo que hacía él”.

“Tengo además un tío que se llama José Romero Vargas, él es y tiene litigando más de 35 años de abogado, y tiene un despacho, él fue quien incursionó a mi papá y a unos tíos, que también tengo un tío que es magistrado en materia fiscal y los metió al mundo del litigio y yo creo que él fue quien incursionó a todos los familiares que nos quisimos ver en el mundo del litigio e igual en la voz que más que nada porque veía como ellos se desenvolvían en su trabajo”.

“En el momento en el que entré a la universidad, me encontré con excelentes maestros de primer nivel y siempre le he comentado a mis amigos de allá de Veracruz, que los maestros de aquí en realidad sí tienen buen nivel y son muy buenos catedráticos, tanto te enseñan cuestiones dentro de la vida de litigio como  cuestiones de forma como de fondo”.

“También cuestiones en las cuales hacían que nos desenvolviéramos y escogiéramos la materia que nos gustara”.

Al llegar a tierras regias a hacer carrera académica y luego profesional, el mundo se le abría a un mundo distinto, pues implicaba valerse por si mismo y no claudicar ante las diferentes adversidades.

 “Yo creo que como todos los que fuimos abogados y que estuvimos en la Facultad de Derecho, siempre tuvimos la oportunidad de conocer algún maestro que nos apreciara muchísimo, y yo tuve una oportunidad con el maestro Oscar Moreira Contreras, quien había sido magistrado en materia familiar y por conducto de un compañero me invitó al despacho del maestro y estuve practicando con él durante más de dos años, dos años que platiqué con él y me di cuenta que el litigio era lo que me apasionaba, ya cuando le agarras pasión al trabajo y al litigio te llena. Puedo estar de ocho de la mañana y estar todo el día en la oficina trabajando en cuestiones de derecho y me llena el alma”.

“Tuve la oportunidad de conocer a maestros como Óscar Moreira Contreras, ahorita en la maestría igual sigo conociendo muy buenos maestros litigantes como Aguilar del Toro o Julio César Martínez. Conocer todo ese tipo de personas hace que te vaya apasionando más el mundo del derecho”.

Su intromisión al mundo del litigio, lo invitó a conocer un poco cada vez más del desarrollo de nuevas materias en derecho, ello a fin de ser mejor.

“Más que nada personalmente yo litigo Materia Familiar y Materia Civil, que fue lo que más he visto en la práctica, pero también mi socio Miguel Ángel Gurrola quien se ha desempeñado más en cuestiones corporativas y laborales, pero también uno va aprendiendo con el tiempo y agarrando clientes y te obliga a actualizarte y estar aprendiendo de otros tipos de materias”.

Dicho ello, cuando laboró con el maestro Moreira Contreras, con quien  estuvo  los primeros dos años de su  carrera y posteriormente ya ahí fue cuando practicó otras áreas, veía mucho el derecho desde la perspectiva de mejoras cada día.

Posteriormente  laboró en un  despacho  donde el titular era el contador Ernesto Cerda Serna, quien también litigaba cuestiones corporativas y a pesar de ser contador tenía una gran cualidad de leer bastante y leía cuestiones jurídicas fiscales.

“Nosotros que éramos practicantes nos decía como estaba el procedimiento y cómo teníamos qué formalizar los documentos y posteriormente tuve la necesidad de hacer el servicio social en una institución, entonces lo realicé en el Tribunal de Justicia Fiscal Administrativo en San Pedro, con el Magistrado Ernesto del Bosque, del cual soy muy buen amigo y me apoyó bastante, ahí fue cuando aprendí cuestiones formales, pero como autoridad juzgadora, como realizar acuerdos desde la admisión y contestación y todo el proceso que lleva a un juicio de nulidad y cuestiones administrativas”.

Posteriormente trabajó en la función pública, en Desarrollo Social en el programa 65 y más y en el 2015 trabajó con un gran amigo a quien admira y respeta mucho por su apoyo incondicional, el Químico Mario Muñiz, todo ello  en cuestiones administrativas y legales en la Clínica Médica, en el Municipio de Guadalupe.

Donde por cierto estuvo un tiempo y posteriormente decidió  emprender el despacho con la ayuda de sus mejores amigos a quien estima mucho y quiere bastante.

“Y emprendimos el despacho con las materias que ya teníamos experiencia y poco a poco lo que nos dimos cuenta es que ponerle la atención que se necesita al cliente nos hizo crecer más y que creciera la cartera de clientes y empezar a tomar en cuenta y ampliarnos con otras materias”.

Es de subrayar que como abogado nunca le ha temido a asumir nuevos retos.

“Todos tenemos distintos gustos, uno de mis actividades pasionales es el servicio público, lo cual viene de mi papá, quien también trabajó bastante tiempo en el servicio público y una de mis cualidades es el tener de cerca siempre a la gente y tener la cualidad de servir a la gente, entonces el tiempo que estuve en la administración de Francisco Cienfuegos, tuve la oportunidad de también pertenecer a varios programas sociales de contacto con la gente, y el programa consistía en que él no podía representar a todo el municipio y no podía estar en todos los eventos, entonces teníamos distintos voceros y esos voceros fungían como representantes del alcalde y estábamos en contacto con la gente en un programa muy bonito que desempeñábamos, y a parte estar en tu función, que en este caso eran cuestiones administrativas de la clínica y tomar en cuenta que tenía (traigo) de asuntos, ya había iniciado el despacho y ya traía asuntos legales.

Igual, en el programa de 65 y más estuve un tiempo, estuve como seis meses trabajando y también fue una bonita experiencia, pues el contacto era con personas de la tercera edad y era puras cuestiones ya administrativas, cuando le dábamos a los usuarios su credencial y el seguimiento”.

“Eso fue ya bastante tiempo cuando Felipe Calderón era Presidente de la República, estaba joven, tenía creo que 19 años”.

HOMBRE DE RETOS

Gastón Alfredo Alemán Rizzo es un hombre que gusta hacerse así mismo, de tomar responsabilidades  y tratar siempre de salir adelante y como la carrera lo permite, quien la ejerce debe estar listo para que lo se venga.

“La carrera de derecho realmente es multifuncional, el hecho de que para mí es la mejor carrera tengo que defender mi punto de vista. Los que tomamos la decisión de estudiar esta carrera no solamente decidimos el alma del abogado pues es el litigio, no solamente decidimos el litigio sino también hay ramas como la función pública, como la docencia de investigación, entonces el abanico se abre para que escojas realmente qué es lo que te gusta y te apasiona, en este caso mi pasión es el litigio, entonces habrá muchas personas que para ellos el investigar y el tomar en cuenta la creación de nuevas leyes, de nuevas reformas, para ellos también, entonces los respeto mucho porque de ahí aprendemos nosotros y es algo que es conjuntamente como una esfera que todo se junta y todo tiene un fin, que es la protección de la persona”.

“Nunca me he arrepentido ni me arrepentiré, es para mí la mejor carrera que existe porque no es algo complejo ni sistemático pues el punto del derecho siempre cambia día con día y nos encontramos en una nueva época judicial en la que todos los abogados tenemos que actualizarnos a los nuevos retos que se vienen, pero nunca me voy a arrepentir porque yo creo que los que tomamos la intención sabemos que vamos a estar actualizados con el mundo actual”.

Esta visión de no temerle a los retos y de ir siempre hacia adelante la asume de sus grandes maestros, quienes lo han llevado de la mano en pro del sano crecimiento profesional y a quienes recuerda con cariño.

“Primero que nada, al maestro Oscar Moreira Contreras que siempre me regañaba cuando hacía algo que en el derecho hay términos, cuando yo a veces dejaba el documento y la promoción para el último día del término, él me dice oye pero por qué lo dejas para el ultimo día o algún recurso o algo, él siempre estaba al tanto y a final de cuentas él aprende mucho de eso porque a final de cuentas ya es algo que te puede beneficiar para tu cliente”.

“También al maestro Salvador Acuña, él siempre me decía que me avocara mucho a la abogacía y que dejara la política y que si quería dedicarme a la política que estuviera en la Facultad de Ciencias Políticas, entonces como que había siempre personas que siempre te avocaban a que te centraras en lo que querías, de igual forma me tocó que me diera clases el doctor José Luis Prado, de quien disfrutaba mucho sus clases y son todos bonitos recuerdos”.

 

Nombre.- Gastón Alfredo  Alemán Rizzo.

Fecha de Nacimiento.- 1 de junio de 1992.

Padres.- Gastón Alfredo Alemán Alemán  y María de los Ángeles Rizzo López.

Hermana.-  Verónica Alemán Rizzo.

-Es egresado de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, del 2010-2015, tiene  la Licenciatura en Derecho y  especialización en Materia Fiscal y  es Master en Juicio de Amparo, siendo todos sus adiestramientos académicos por la Máxima Casa de Estudios, la UANL.

 

 

 



« El Porvenir/ Alberto Medina »
Rosela Aleman         2019-06-24 09:58:48
Maestra
Muchísimas felicidades por la entrevista y principalmente al entrevistado, esos son los jóvenes que queremos en nuestro país emprendedores y con mucha pasión y dedicación a su trabajo!!!! Que sigan los éxitos !!!!!
Rosela Aleman         2019-06-24 09:58:31
Maestra
Muchísimas felicidades por la entrevista y principalmente al entrevistado, esos son los jóvenes que queremos en nuestro país emprendedores y con mucha pasión y dedicación a su trabajo!!!! Que sigan los éxitos !!!!!
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario