SabiasQue


Prueban método para tratar el trastorno por videojuegos


Publicacion:17-07-2019

+ + - -

Un reporte reveló detalles de un estudio realizado por un equipo de investigadores alemanes quienes buscan un tratamiento para la adicción a Internet.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobara la inclusión del trastorno por videojuegos en el catálogo de enfermedades que regirá los criterios médicos a partir de 2022, algunas posturas pugnaron por estudios más profundos que permitan determinar particularidades de esa supuesta condición. Más allá del debate, los trabajos para atender dicho trastorno ya comenzaron y un proyecto en Alemania ha puesto a prueba un tratamiento.

Un reporte de VICE reveló detalles de un estudio realizado por un equipo de investigadores alemanes quienes buscan un tratamiento para la adicción a Internet y los videojuegos que fue publicado en la revista científica JAMA Psychiatry. De acuerdo con la información, el proyecto retomó criterios y procedimientos usados para tratar la adicción a la web y se trató de darle un enfoque que también cubriera la adicción a los videojuegos. El estudio se realizó con 143 hombres cuya edad promedio era 26 años y quienes han sufrido adicción a Internet, funcionamiento psicosocial y depresión. La mitad de estas personas se sometió al tratamiento y este inició con el análisis y cuidado de los periodos de abstinencia tras no poder conectarse a la red o jugar algún videojuego.

Posteriormente, los voluntarios participaron en sesiones informativas en las que se les explicó su enfermedad, la manera en que esta funciona y los efectos que tienen en su salud y en su entorno. Asimismo, el equipo de investigadores trabajó de forma individual y grupal para conocer los factores que desencadenan este tipo de comportamiento, tratando de enseñar a los voluntarios a lidiar con las emociones y redirigir sus impulsos.

Luego, en un tercer paso, el equipo médico-académico trabajó para modificar las características que detonan un episodio de ansiedad para mejorar la capacidad de reacción de los voluntarios ante sucesos que les provoquen estrés o que motiven un comportamiento compulsivo que los lleve a querer consumir contenido en Internet o un videojuego. Finalmente, el reporte refiere que, durante este estudio, no fue necesario que los voluntarios consumieran algún tipo de medicamento, abriendo la posibilidad de que este supuesto trastorno se trate sin fármacos psiquiátricos.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario