Internacional Latinoamérica


Bolsonaro e Intercept chocan de nuevo por caso Lava Jato


Publicacion:30-07-2019

+ + - -

La nueva etapa se dio tras la detención de cuatro piratas informáticos acusados de haber interceptado mensajes del sistema Telegram

 

Sao Paolo.- El sitio Intercept y el gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro libran una nueva batalla por las revelaciones sobre las acciones del actual ministro de Justicia, Sergio Moro, en el caso Lava Jato del cual fue juez. 

 

La nueva etapa se dio tras la detención de cuatro piratas informáticos acusados de haber interceptado mensajes del sistema Telegram que revelaron interferencias de Moro en su época de juez, y las cuales contribuyeron al juicio y encarcelamiento del expresidente Inacio Lula da Silva.

 

Entre los piratas detenidos destaca Walter Delgatti Neto, quien presuntamente pirateó el teléfono celular de un fiscal de la ciudad brasileña de Araraquara en el estado de Sao Paolo, y tras sucesivas intervenciones a otras cuentas, llegó a la cuenta en Telegram del fiscal Deltan Dallagnol, el principal de la Operación Lava Jato.

 

Se encontraron comunicaciones donde Moro, juez de esa operación, hace sugerencias a Dallagnol respecto a las pesquisas sobre la red de corrupción referida a Petrobras, y que ha implicado a empresarios y políticos brasileños.

 

Esas sugerencias e intervenciones entre el juez y los fiscales se encuentran prohibidas por la ley brasileña, máxime que Moro orientó el trabajo que luego se encargaría de juzgar.

 

Con base en la información de esas conversaciones publicadas por The Intercept, los abogados del expresidente Lula presentaron a fines de junio un recurso para lograr la libertad de Lula apoyados en los cuestionamientos a la actuación de Moro cuando era juez del caso, pero el Supremo Tribunal Federal lo rechazó.

 

Este arresto generó una nueva ola de acusaciones contra The Intercept, que a fines de junio publicó dichas conversaciones, su editor Glenn Greenwald y la también integrante del equipo Betsy Reed.

 

Por lo pronto, The Intercept destacó que el arresto de los piratas informáticos no detendrá la publicaciones de sus materiales sobre Lava Jato, que ha involucrado a todo tipo de personalidades brasileñas, incluido el ex presidente Lula.

 

Pero el actual mandatario brasileño no ha detenido su ofensiva en contra de The Intercept. Acusó a Greenwald de haberse casado con el representante federal David Miranda, con quien adoptó a dos niños brasileños, solo para evitar su deportación.

 

Pero también advirtió que el periodista podría ser detenido.

 

Empero, Reed, editora en Intercept, recordó que el matrimonio de Greenwald con Miranda tiene 14 años, mucho antes del trabajo sobre la red de corrupción, y agregó que la advertencia de que podría ser llevado a prisión es, en realidad, una amenaza.

 

El mandatario, específicamente, llamó estafador al periodista y embaucador a su pareja con quien está casado. No se irá, señaló en relación a una posible deportación, pero sí "tomará un bastón", forma coloquial en el país sudamericano para referirse al encarcelamiento.

 

En su propia respuesta, Greenwald explica que las detenciones de los piratas o las acusaciones sobre él, son intentos de que la opinión pública se centre en la fuente de la información y no en el contenido, pero lo que importa en este y otros casos de revelaciones, son los informes puestos al descubierto, concluye.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario