Economico


Respira la tranquilidad de Zúrich


Publicacion:04-08-2019

+ + - -

La ciudad más poblada de Suiza y el eje económico del país es, a su vez, la capital del Cantón de Zúrich.

Se encuentra en uno de los extremos del Lago de Zúrich, donde se une con el Rio Limago que divide en dos el centro de la ciudad. Un lugar extremadamente pintoresco y bello, además de seguro, ordenado y muy bien planificado, no por nada ha sido elegida un par de veces como la ciudad con mejor calidad de vida del mundo: se respira pureza y tranquilidad. Caminar por sus calles es fácil y es lo más recomendable para que te pierdas entre ellas y veas cada rincón que esconden, puedes hacerlo por tu cuenta o contratar un tour guiado a pie.

A continuación los sitios más importantes y que no puedes dejar de visitar:

Casco antiguo (Barrio de Rathaus)

Cuenta con edificios construidos antes del 1890 y recibe su nombre ya que en él se encontraba el Ayuntamiento (Rathaus), edificio que sigue como el original. Es una zona de visita obligada en la ciudad, llena de galerías de arte, tiendas de antigüedades, librerías y cafés, con vida tanto de día como de noche e ideal para pasear tranquilamente entre sus callejuelas, donde seguramente querrás ir parando a cada paso.

Iglesia de Grossmünster

En el casco antiguo, una de las iglesias más importantes de la Ciudad destaca en el horizonte por sus dos torres gemelas. Alrededor, sube la escarpada colina sobre la que se asienta, con preciosas casas de origen medieval, habitadas antiguamente por los canónigos de la colegiata. Las vistas desde la terraza de la Catedral son simplemente hermosas y evocadoras, un buen mirador en Zúrich. Puedes tener otra perspectiva de los techos del casco histórico, el lago e incluso de los Alpes si desde la nave de la iglesia subes 187 escalones en una de las torres que te llevarán hasta la plataforma panorámica. En la parte baja de la Iglesia, en uno de los extremos, hay una explanada entre arcos que se destaca por tener una muy buena acústica, por lo que en ese lugar se organizan conciertos a lo largo del año.

Sechseläutenplatz

Ubicada en una de las esquinas del Lago se encuentra esta gran explanada donde los locales o turistas disfrutan a cualquier edad y en cualquier época del año, ya que ahí puedes descansar, caminar o divertirte. En uno de los extremos está la Ópera y puedes encontrar restaurantes y bares para tomar algo. Muy cerca de ahí en especial te recomiendo hacer la fila para entrar a Sternen Grill, un restaurante con comida local que tienes que conocer. Aquí turistas, lugareños, estudiantes, jubilados, celebridades, empresarios y todo aquel que gusta de una buena salchicha, disfruta de este clásico suizo acompañado de una mostaza picante y un crujiente pan hasta altas horas de la noche.

Teatro de Ópera de Zurich (Opernhaus)

Fue inaugurado en 1891 para sustituir al Teatro Antiguo. En un principio se llevaban a cabo obras de teatro hablado y cantado, pero después se limitó a la representación de ópera, operetas y ballet. Cien años después de su inauguración, fue renovado y ampliado; hoy en día lo más destacado es su auditorio neobarroco y su ubicación al lado del lago, que dotan al ambiente de un aire romántico y una atmósfera de tranquilidad, la magia de la ópera, el ballet y los conciertos tendrá un buen efecto en cualquiera que lo conozca.

Iglesia de la Abadía de Fraumünster

Esta iglesia que comenzó a construirse a partir de mediados del siglo IX es uno de los monumentos importantes de Zúrich. Actualmente es conocida por su gran torre verde y sorprende por dentro, con sus vidrieras y el órgano más grande del cantón de Zúrich con 5,793 tubos.

Iglesia St. Peter

Esta iglesia es, junto a las dos anteriores mencionadas, de las más importantes de la ciudad. Data del año 900, siendo así la iglesia de parroquia más antigua de Zúrich y única en la ciudad con estilo barroco. El reloj que tiene en la torre es el más grande de Europa en su tipo, con un diámetro de 8.7 metros. Caminando entre las callejuelas que llevan a las iglesias, te recomiendo que hagas un descanso para comer en un lugar de mucha tradición en Zúrich, se trata de Zunfthaus Zur Waag, ubicado en una hermosa plaza histórica y joya del centro, en una casa que data de 1315. Un gran lugar para tomar vino, comer y celebrar en una elegante atmósfera. Frente a este bello edificio hay una fuente de la que sale por un extremo agua potable, pero cuando hay alguna celebración importante en el restaurante, como una boda, de aquí sale vino, una gran sorpresa para los invitados.

Bahnhofstrasse

Es la calle más importante del centro, donde se concentran varios monumentos y las grandes y más exclusivas tiendas de Suiza y el mundo, está clasificada como la calle más cara de Europa para los comercios y la tercera más cara del mundo. Recorrerla vale la pena, tiene una buena zona peatonal y es un enlace importante para la red de tranvías. Comienza en Bahnhofplatz, frente a la Estación central de Zúrich, y acaba 1.4 km más adelante en Bürkliplatz junto al Lago de Zúrich. Cuando quieras cruzar esta o cualquier otra calle de Zúrich, tienes que tener mucho cuidado ya que los tranvías pasan por ambos lados.

Parque Lindenhof

Vale la pena subir la empinada cuesta para disfrutar del parque. Este es un espacio amplio con árboles y fuentes, donde puedes caminar, descansar en alguna banca o hasta jugar una partida de ajedrez gigante que se encuentra en uno de los extremos. Lo que más vale la pena de este parque es el mirador, la panorámica que puedes tener desde ahí de cada uno de los símbolos de la ciudad es espectacular, puedes pasar un buen rato sentado a la orilla teniendo una perspectiva diferente de la ciudad, no dejes de hacerlo.

Lago Zurich

Como todo en Suiza, el lago está impecable, es un placer pasar un rato a sus alrededores. Cuando el clima lo permite, este lugar se transforma en actividades y gente todo el día sobre todo los fines de semana, en época de frío encierra un misticismo especial, pero nunca pierde su encanto. Forma parte de la belleza natural de la ciudad, no puedes dejar de pasear por la orilla, disfrutarlo y respirar su pureza y tranquilidad. Hay tours que se hacen en barco por el lago, vale la pena hacerlo y tener otro punto de vista de la ciudad. Tanto en verano como en invierno, la compañía naviera del lago ofrece a diario distintos itinerarios en todas las partes del lago así como en el Río Limago. Los bien conservados barcos de vapores de ruedas y los de motor, invitan al relax y a contemplar el paisaje.

Museo FIFA

Casa de la historia del futbol mundial, vale la pena visitarlo. Además de muchos datos históricos y cualquier cantidad de accesorios de este deporte que une al mundo, niños y adultos pueden divertirse mientras aprenden. La mayoría de las actividades están destinadas a los más jóvenes de la familia, pero se anima a los padres a que también participen, interactúen y experimenten al lado de sus hijos el vasto mundo del fútbol. Tiene además el Sportsbar, equipado con pantallas LED únicas en su género que permiten vivir de cerca todos los deportes con un disfrute visual incomparable. Y para hospedarte en esta bella ciudad nada mejor que el Hotel Baur au Lac, que goza de una ubicación única con vistas al lago y a los Alpes, a pocos minutos a pie del distrito financiero de Paradeplatz, del casco histporico y de Bahnhofstrasse. Se distingue por consentir los gustos más exigentes de sus huéspedes con una gran hospitalidad.

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario