Cultural Más Cultural


Cuauhtémoc Nájera, la celebración de la danza


Publicacion:07-08-2019

+ + - -

El codirector artístico de la Compañía Nacional de Danza relata su aventura en el ballet que ahora lo tiene del otro lado del escenario.

México.- La osadía que para un niño representaba poder liberarse de las órdenes de sus padres fue lo que motivó a Cuauhtémoc Nájera Ruiz, codirector artístico de la Compañía Nacional de Danza (CND), a viajar a Cuba, donde se formó como bailarín.

 

Yo tenía diez años de edad, estudiaba en la Academia de Danza Mexicana. Era muy pequeño cuando llegaron unos maestros cubanos a impartir talleres ofreciendo becas. Todos los niños de esa edad decidimos anotarnos, dice Cuauhtémoc Nájera.

 

Desde su oficina, donde sobresalen fotografías de primeros bailarines de diferentes épocas de la CND y reconocimientos a ésta a lo largo de los 50 años de su historia, revela la verdadera razón por la cual viajó entonces a la isla, al inscribirse junto con sus compañeros sin la aprobación de los padres, enterados que se irían sus hijos a vivir a Cuba sólo hasta que fueron aceptados.

 

"El contexto es muy interesante porque era 1976 ?cuenta Nájera Ruiz?, año electoral presidencial con la campaña de López Portillo y la única vez en que el Partido Comunista logró el registro. Entonces todos nos sentíamos revolucionarios, aunque nadie sabía lo que era eso".

 

El exbailarín principal de la CND señala que algunos padres de sus compañeros estaban afiliados a este partido, y si bien no era el caso de su padre sí se trataba de un pro-izquierda y pro-comunismo. Afirma que tanto adultos como niños sentían que serían parte de una revolución, razón por la cual los menores, con excepción de sólo uno de ellos que no obtuvo finalmente el permiso, viajaron a Cuba:

 

"Estuve seis años en Cuba en una época muy privilegiada en muchos sentidos. Viví becado en la Escuela Nacional de Artes en la especialidad de ballet. Creo que fue uno de los mejores periodos de aprendizaje y de muchas cosas en mi vida, que definieron la persona que soy."

 

Reconoce que su experiencia como bailarín fue justo lo que le sirvió para, desde el 15 de febrero de 2019, desempeñarse como codirector artístico al lado de una de las más destacadas bailarinas de México: Elisa Carrillo, y poder trasladar todo ese aprendizaje del otro lado del escenario:

 

"Me sirvió para conocer el trabajo cotidiano, las escuelas, la gente del mundo de la danza, cómo reacciona, cómo vive, lo cual me permite poder planear, crear objetivos, poder estimular a las personas que trabajan con nosotros, conocer las necesidades y las aspiraciones de los bailarines."

 

En el país de los danzantes

 

Cuauhtémoc Nájera (Tabasco, 1965), quien también ha fungido como director de Danza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y coordinador nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), opina que lo más importante que tiene México es la danza.

 

"Es un país de danzantes ?menciona parafraseando a Alberto Dallal?. Desde su raíz, la gente siempre baila para lo que sea: para casarse, para morirse, para graduarse, para todo… el pueblo mexicano es un pueblo danzante desde la época prehispánica. Todo lo celebramos a través de la danza, es un país que le gusta bailar".

 

No obstante, considera que dicha pasión por el baile no se refleja en el público, por lo cual, una de las labores de la compañía en la cual labora desde hace casi seis meses, se basa en la búsqueda de funciones de alta calidad para acercar a públicos con ánimo de regresar a continuar viendo otros programas:

 

"El movimiento dancístico mexicano es muy fuerte en ballet, en danza contemporánea, folklórica, flamenca, en tango… Todo el tiempo tenemos actividades artísticas en teatros durante el año ?indica en cuanto a la diversidad para todos los gustos."

 

En la CND están tratando de generar estrategias para fortalecer las existentes, como las temporadas u obras que están dirigidas para niños con el objetivo de que desde muy jóvenes se acerquen y se “enamoren” de los actos dancísticos:

 

"Llevar el ballet a espacios como Bellas Artes, con ese magnífico teatro y todas las condiciones técnicas que tiene, pero también a espacios alternativos y lugares donde, por condiciones geográficas o económicas, el público no pueda ir hasta el Palacio".

 

El también maestro añade que ahora su labor es la de trasladar esas funciones a todas las partes de México, incluyendo las universidades, además de aprovechar los medios electrónicos para difundir el trabajo que efectúan; por lo cual están desarrollando una serie de programas, aunque confiesa que todavía están en la base:

 

"Ensayos públicos donde la gente pueda venir, conocer un programa, platicar con los bailarines, saber cómo se hace una obra, entender estos temas de lenguaje artístico, de la técnica… es decir, hay una serie de actividades que estamos tratando de hacer."

 

Actualmente la Compañía Nacional de Danza cuenta con seis primeros bailarines: Agustina Galizzi, Ana Elisa Mena, Mayuko Nihei, Blanca Ríos, Argenis Montalvo y Erick Rodríguez, el mismo número de maestros: Diana Angelini, Clara Carranco, Raúl Fernández, Tihui Gutiérrez, Natasha Lagunas y Reyna Pérez y la régisseur Jacqueline López.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario