Nacional Estados


Liberan a cinco policías, tras 21 días en cautiverio


Publicacion:08-08-2019

+ + - -

"La libertad de los cinco policías muestra voluntad política del FNLS y demuestra la incapacidad del gobierno del estado de dialogar", afirmó.

 

OCOSINGO, Chis.- Con la mediación de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) liberó este miércoles a los cinco policías estatales que durante 21 días permanecieron retenidos en el poblado Río Florido, de Ocosingo, pero no les devolvió las armas de cargo que portaban.
En la cancha de basquetbol de la escuela telesecundaria de Río Florido, ante la presencia del sacerdote Gonzalo Ituarte y defensores de derechos humanos, los agentes José Luis Tondopó Medina, Fernando Tondopó Medina, Carlos Enrique Gordillo Aguilar, Freddy Sánchez García y Bernal Hernández Altunar fueron entregados a sus familiares en punto de las 12:30 horas.
En todo momento los integrantes del FLNS, así como hombres, mujeres y niños de la comunidad estuvieron encapuchados y con los rostros cubiertos con pañuelos.
Al fijar su postura, un representante de este grupo enfatizó que fue un gesto de buena voluntad de la organización y acusó desinterés de las autoridades del estado por negociar con ellos.
"La libertad de los cinco policías muestra voluntad política del FNLS y demuestra la incapacidad del gobierno del estado de dialogar", afirmó.
El hombre con el rostro cubierto acusó que hay una persecución política por parte de la fiscalía del estado contra sus integrantes, puesto que la dependencia tiene varias investigaciones abiertas.
La organización -autodenominada de izquierda y de corte socialista- reiteró su exigencia de que sea liberado su integrante González Díaz, actualmente en etapa procesal en el centro penitenciario de San Cristóbal de las Casas, por el delito de robo y demandó "la desmilitarización del estado".
En su turno, uno de los policías declaró que haber permanecido secuestrados les cambió la vida y señaló que ellos son ajenos al conflicto que tiene el grupo con el gobierno del estado.
"Siempre transitamos por esta carretera, no hemos ofendido a las comunidades, no cometimos error alguno, pero cambió el rumbo de nuestras vidas", expuso.
Gonzalo Ituarte Verduzco, vicario de Justicia y Paz de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, en su calidad de observador de la ceremonia de liberación, confió en que esa decisión del Frente repercuta de manera positiva y contribuya a resolver el conflicto entre el FLNS y las autoridades estatales.
El reencuentro de los policías con sus familiares concluyó entre abrazos, lágrimas de alegría y un almuerzo con carne de res y arroz que puso fin al cautiverio de 21 días.
Los cinco policías fueron retenidos por los integrantes del FNLS el 18 de julio al pasar por la comunidad Río Florido. Los agentes fueron despojados de fusiles y pistolas, mientras que las patrullas en las que viajaban fueron incendiadas.
La organización exigía al gobierno del estado, a cambio de los uniformados, la liberación de su correligionario Javier González Díaz, quien fue detenido en el municipio de Villa de las Rosas, acusado de robo de un vehículo.
Los agentes permanecieron bajo vigilancia las 24 horas del día por parte de los pobladores en la agencia auxiliar municipal de la comunidad Río Florido, aunque no quisieron declarar si fueron golpeados por los militantes del FNLS durante su cautiverio.
Acusaciones de las autoridades. La fiscalía del estado informó hace unos días que en su oportunidad solicitará a un juez las órdenes de arresto contra integrantes del FNLS por el robo de productos y quema de 24 vehículos de diferentes empresas como Lala, Grupo Modelo, Pepsi, Sabritas, Barcel, patrullas de las policías Municipal y Estatal en los municipios de Altamirano, Ocosingo, Venustiano Carranza y Villa de Acalá.
El fiscal Jorge Luis Llaven Abarca indicó que se abrieron al menos 113 carpetas de investigación por distintos delitos como homicidio, ataques a las vías de comunicación, robo y lesiones, cometidos en diferentes regiones de Chiapas.
A su vez, el gobierno del estado estimó que los daños ascendían a 18 millones 444 mil 277 pesos, pero además acusó a los integrantes de dicho grupo del robo de un camión de la empresa Servicio PanAmericano de Protección S.A. de C.V., el 26 de julio, con 10 millones 952 mil 463 pesos, en el tramo de Ocosingo a San Cristóbal de las Casas.
El sacerdote Gonzalo Ituarte confió en que la liberación de los cinco policías allane el conflicto entre el gobierno del estado y el FNLS.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario