SabiasQue


El Martirio de San Andrés llega a México


Publicacion:08-09-2019

+ + - -

Obra de Peter Paul Rubens, pintada un año antes de su muerte 

México.- La obra maestra de Peter Paul Rubens (1577-1640), El martirio de San Andrés, llegó por primera vez a la Ciudad de México, luego de ser presentada en varios países.

      En entrevista, Héctor Palhares Meza, coordinador de Curaduría del Museo Nacional de Arte (Munal) —donde se exhibirá hasta el 8 de diciembre—, comentó que esta pieza fue pintada por Rubens un año antes de morir, particularmente para el Hospital de San Andrés de los Flamencos, en Madrid, España.

      Resaltó que se trata de una obra quizá no tan conocida como Las tres gracias u otras piezas, pero “su gran cualidad es haber sido pintada para la capilla que fue, durante un tiempo, parte de Los Fondos del Escorial del Museo del Prado, a las afueras de Madrid.

      Agregó que luego de viajar por Europa y Asia llegó a México esta pieza de casi cuatro metros de altura, la cual representa el martirio de un apóstol de Jesús, San Andrés, quien aparece rodeado por el procónsul que lo condena a muerte por negarse a adorar a los ídolos paganos.

      Expresó que se trata de un lienzo de gran formato, el cual muestra la influencia que la pintura flamenca barroca tuvo sobre grandes maestros virreinales, como los mexicanos Cristóbal de Villalpando (1649-1714) y Baltasar de Echave y Rioja (1632-1682).

      Palhares Meza subrayó que más allá del contenido religioso, “resulta muy importante porque en su estructura técnica —la luz y la sombra, el movimiento teatral de sus personajes, las características del dibujo y los pliegues— encontramos una enorme influencia en la pintura novohispana”.

      Dijo que Rubens, uno de los mayores exponentes del barroco flamenco, contó con varios colaboradores de talento en su taller, entre quienes sobresale el gran maestro del retrato, Anton van Dyck (1599-1641).

      La obra plástica de este artista alemán abarca escenas históricas, religiosas y de la mitología clásica, entre otros géneros. Una buena parte de su trabajo se encuentra en el Museo del Prado, debido a que Felipe IV, rey de España, le encargó numerosas pinturas.

      Esta obra representa la madurez artística de Rubens, el artista con más de 35 años de carrera, que posee dominio magistral del claro-oscuro, de la configuración de anatomías, de los temas y dramatismos tan propios de la pintura barroca.

      Finalmente, resaltó que el marco de esta obra también fue diseñado por Rubens, quien pidió a los talladores de madera que lo hicieran según su modelo y así fue como se encontró.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario