Internacional ONU


Bachelet “preocupada” por políticas migratorias de EUA, México y CA


Publicacion:10-09-2019

+ + - -

Bachelet expresó su preocupación de las políticas migratorias implementadas por Estados Unidos, México y algunos países centroamericanos

 

Ginebra.- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se declaró “preocupada” por políticas impuestas por Estados Unidos, México y Centroamérica para contener el flujo de migrantes, ya que aumentan el riesgo de violaciones a las garantías individuales. 

 

En su discurso de apertura de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, Bachelet expresó su preocupación de las políticas migratorias implementadas por Estados Unidos, México y algunos países centroamericanos que están poniendo en un "creciente riesgo" a los migrantes, especialmente a los niños.

 

“Me preocupa que las políticas que se están implementando actualmente en Estados Unidos, México y algunos países de América Central están poniendo a los migrantes en mayor riesgo de violaciones y abusos de los derechos humanos, y pueden violar los derechos de las personas vulnerables”, indicó.

 

La titular del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) dijo que lo que más le “alarma” es que niños continúen en centros de detención en Estados Unidos y México, ya que ello contraviene el principal interés de los menores, que es un principio fundamental del derecho internacional.

 

“Sigo profundamente perturbada por estas políticas, en particular la continua separación de niños migrantes de sus padres, y la perspectiva de una nueva norma que permita la detención indefinida de niños, simplemente por su estado administrativo. Nada puede justificar infligir un trauma tan profundo a ningún niño”, enfatizó.

 

Recordó quienes se ven obligados a abandonan sus lugares de origen es por la angustia social y económica, que existe en sus países de origen e incluso como resultado del cambio climático, la inseguridad, corrupción, entre otros factores de grande alcance, según su discurso publicado en la página Web del ACNUDH.

 

“Las políticas y prácticas que tienen como objetivo evitar físicamente que los migrantes lleguen al Estado de destino y entren en él, o que los devuelvan sin las garantías del debido proceso, son, simplemente, retrasos. Ni ellos ni las llamadas políticas de ‘tolerancia cero’ detendrán las fuerzas que impulsan a las personas a irse”, subrayó.

 

La jefa de la oficina de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos que políticas migratorias como las implementadas por los gobiernos de Estados Unidos y México sólo presionarán a las familias desesperadas para que tomen rutas más riesgosas, “donde puedan estar expuestas a la violencia física, la trata de personas, la violencia sexual y otros delitos”.

 

La ex presidenta chilena recordó que en lo va de este 2019, al menos 35 mil solicitantes de asilo han sido enviados a las zonas fronterizas mexicanas para esperar sus audiencias y que las oficinas del ACNUDH en México, Guatemala y Honduras han documentado un aumento en detenciones y deportaciones de migrantes.

 

También, agregó, hemos observado casos de separación familiar en el contexto de la privación arbitraria de libertad; falta de evaluación individual; denegación de acceso a servicios y asistencia humanitaria, y uso excesivo de la fuerza contra los migrantes.

 

“Los acuerdos para 'devolver' personas a estos u otros países no pueden considerarse legales si no se respetan los derechos humanos internacionales y el derecho de los refugiados, incluido el principio de no devolución; evaluación individualizada; el interés superior de los niños; y garantías del debido proceso”, apuntó.

 

Bachelet insta a gobierno y oposición de Venezuela a superar diferencias

 

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó hoy al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y la oposición a superar sus diferencias para poner fin a la crisis política, económica y social, que pone en riesgo a millones de personas. 

 

En el marco de la apertura de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, Bachelet presentó este lunes un informe sobre los derechos humanos en Venezuela y sobre la situación económica y social, que sigue deteriorándose, restringiendo los derechos fundamentales de millones de venezolanos.

 

La ex presidenta de Chile enumeró situaciones que afectan a los venezolanos, particularmente por la escasez de alimentos y el insuficiente acceso a medicamentos y tratamientos, así como casos de tortura, despojo, asesinatos y detenciones extrajudiciales, que, en su opinión, acabarían poniendo fin a la crisis.

 

“Reitero mi llamado tanto al gobierno como a la oposición para que superen sus diferencias y den prioridad a la negociación que considero como la única manera para poder superar la actual situación”, afirmó la titular del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

 

Recordó que desde la presentación de su anterior informe al Consejo de Derechos Humanos el pasado 5 de julio, la situación económica y social sigue deteriorándose rápidamente, restringiendo el ejercicio de los derechos económicos y sociales de millones de personas.

 

La economía, agregó Bachelet, atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado la región, afectando la capacidad de compra de alimentos básicos, medicamentos y otros bienes esenciales.

 

Al día de hoy, abundó, el salario mínimo equivale a dos dólares mensuales, en comparación con los siete dólares en junio. “Así, una familia necesita percibir el equivalente a 41 salarios mínimos mensuales para poder cubrir la canasta básica alimentaria”.

 

“En relación con el derecho a la salud, me preocupa particularmente el insuficiente acceso a medicamentos y tratamiento de más de 400 mil personas que padecen enfermedades crónicas. Se ha registrado la muerte de pacientes con insuficiencia renal debido a la escasez de medicamentos e insumos para ser dializados desde 2017”, destacó Bachelet en su evaluación, publicada en el sitio del ACNUDH.

 

La funcionaria destacó los logros de la oficina de ACNUDH en Caracas sobre la excarcelación de 83 personas y sus investigaciones sobre presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional (FAES), entre otras violaciones a los derechos humanos.

 

“Mi Oficina documentó casos de tortura y malos tratos, tanto físicos como psicológicos, de personas arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares. Las condiciones de detención no cumplen con los estándares internacionales básicos”, indicó.

 

Bachelet solicitó a las autoridades tomar acción para corregir estas prácticas, permitir acceso médico e investigar violaciones y abusos a los derechos humanos y ofreció su apoyo a las autoridades para buscar una solución a la crisis en Venezuela.

 

“Una vez más expreso mi disponibilidad y la de mi oficina, fuera y dentro del país, para acompañar todos los esfuerzos que contribuyan a superar la actual crisis que afecta a millones de venezolanos. Apoyo el espacio facilitado por Noruega, así como las diversas iniciativas de dialogo que impulsa la comunidad internacional”, indicó.

 

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos también hizo referencia a la situación de derechos humanos en Nicaragua, la República Democrática del Congo, Ucrania, Yemen, Hong Kong, los territorios palestinos y expresó su preocupación sobre la migración y los efectos globales del cambio climático.

 

Bachelet defiende derechos de los niños detenidos en México

 

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, abogó este día en favor del respeto al derecho de los niños, especialmente en el caso de los menores que han sido detenidos por México en su ruta migratoria hacia los Estados Unidos.

 

Al inaugurar la 42 sesión del Consejo de Derechos Humanos (del 9 al 27 de septiembre de 2019), la más alta funcionaria internacional en esta materia, se reconoció "preocupada" porque las políticas de tránsito que se están implementando actualmente en los Estados Unidos, México y algunos países de América Central; están poniendo a los migrantes en un riesgo mayor al hacerlos correr el riesgo de sufrir violaciones y abusos de los derechos humanos.

 

"En particular, me alarma que los niños migrantes continúen detenidos en centros de los Estados Unidos y México, lo que contraviene el interés superior del niño, que es un principio fundamental del derecho internacional", afirmó la exmandataria de Chile.

 

Dentro de la sala XX del Palacio de las Naciones, en Ginebra, la delegación encabezada por la embajadora de México en Ginebra, Socorro Flores Liera; así como tres de sus colaboradores, escuchaba atenta las palabras de Bachelet.

 

Mientras, la alta comisionada explicaba desde el presídium que la mayoría de las familias que buscan abandonar sus lugares de origen se ven obligadas a hacerlo "por una profunda angustia social y económica, incluso como resultado del cambio climático, así como por la inseguridad, la corrupción y otros factores de gran alcance".

 

Según Bachelet, las políticas y prácticas públicas que tienen como objetivo evitar que los migrantes lleguen físicamente al Estado de destino y que entren en él, se topan con muchos obstáculos.

 

"Ni ellos ni las llamadas políticas de ‘tolerancia cero’ detendrán las fuerzas que impulsan a las personas a irse. Pero presionarán a las familias desesperadas a que tomen rutas más riesgosas, donde puedan estar expuestas a la violencia física, la trata de personas, la violencia sexual y otros delitos", denunció.

 

En lo que va del año, al menos 35 mil solicitantes de asilo han sido enviados a las zonas fronterizas mexicanas para que allí esperen sus audiencias.

 

En nombre del Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, agregó que sus oficinas abiertas en México, en Guatemala y en Honduras han documentado aumentos en las detenciones y las deportaciones de migrantes.

 

"También hemos observado casos de separación familiar en el contexto de la privación arbitraria de libertad; falta de evaluación individual; denegación de acceso a servicios y asistencia humanitaria, y uso excesivo de la fuerza contra los migrantes. Los acuerdos para "devolver" personas a estos u otros países no pueden considerarse legales si no se respetan los derechos humanos internacionales y el derecho de los refugiados, incluido el principio de no devolución; la evaluación individualizada; el interés superior de los niños; y las garantías de debido proceso", indicó.

 

Señaló que los Estados Unidos, "una nación basada en la acogida dada a los migrantes", una serie de medidas recientes han reducido drásticamente la protección para las familias que vienen de otros países.

 

"Sigo profundamente perturbada por estas políticas, incluida, en particular, la separación continua de los niños migrantes de sus padres, y la perspectiva de una nueva norma que permita la detención indefinida de los niños, simplemente por su estado administrativo. Nada puede justificar el infligir un trauma tan profundo a ningún niño", expresó.

 



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario