Monitor Más Monitor


Cómo proteger tus datos personales de bancos


Publicacion:01-10-2019

+ + - -

“Actualmente realizamos más del 80% de nuestras actividades cotidianas en entornos digitales o con ayuda de nuestro smartphone", explican

México se ubica en el octavo lugar mundial en cuanto a robo de identidad a través de datos personales, según datos del Banco de México (Banxico).

No obstante, nuestro país cuenta con una Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados que, además de obligaciones, establece los derechos para que cada persona decida para qué autoriza o no que se utilice su información.

“Actualmente realizamos más del 80% de nuestras actividades cotidianas en entornos digitales o con ayuda de nuestro smartphone, lo que implica tener nuestra información no solo en redes sociales, sino en dispositivos electrónicos para estar estar interconectados de muchas maneras, y no siempre somos conscientes de cómo resguardamos la seguridad de nuestros datos”, explica Sebastián Medrano, director de Coru.com

“La interconexión es inevitable, lo que debemos saber como usuarios es cuáles son los puntos vulnerables y medidas de control de los accesos para proteger nuestra información personal, así como los derechos que tenemos en caso de mal uso de ésta” añade.

A fin de orientar a las personas sobre las opciones para cuidar sus datos personales ante bancos o entidades financieras, Coru.com brinda la siguiente información:

¿A qué se llama robo de identidad?

Se trata de un delito que ocurre cuando una persona obtiene, transfiere, posee o usa de forma no consentida datos personales de un tercero, con la finalidad de asumir su identidad y pagar compras, obtener créditos, documentos oficiales u otros beneficios.

Cómo proteger tus datos personales de los bancos y financieras

1) Bloquear tu información en el Buró de Crédito

El Buró de Crédito ofrece un servicio para proteger la información del historial crediticio de una persona, conocido como “bloqueo”.

Con ello se proteger la información financiera en caso de sospecha de un posible fraude o robo de identidad.
Se pueden blindar los datos de la persona por 3 meses.
Hay opción de bloquear y desbloquear la información cuantas veces sea necesario.
En desventaja, si el propietario de los datos solicita un crédito o algún producto financiero podría ser rechazado, ya que las entidades no podrán consultar su historial como parte de los requisitos de autorización.
2) Dar de alta el número de celular en el REUS

El Registro Público de Usuarios que no deseen información publicitaria de Productos y Servicios Financieros (REUS) es una lista de clientes del sistema financiero mexicano que no quieren ser molestados con llamadas de publicidad y promociones por parte de las entidades financieras. No aplica para llamadas de cobranza o encuestadores.

Solo se puede restringir teléfono privado de casa o trabajo (máximo 2 números) y cuenta de correo electrónico personal.
3) Exigir los derechos ARCO

Los datos que un usuario de servicios financieros entrega están protegidos por el Artículo 13 de la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, así como 13 y 14 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

Pero además, los derechos al tratamiento de la información personal están contenidos en el artículo 16 constitucional y amparan que toda persona tiene derecho a la salvaguarda de su información personal y además, al acceso, rectificación, cancelación y oposición (ARCO) de los mismos.

Si eres usuario de servicios financieros, la entidad – por ley- debe darte un correo electrónico a donde puedes escribir para solicitar al acceso, rectificación, cancelación y oposición (ARCO) de tu información personal.
4) Pedir blindajes biométricos a tu banco o entidad financiera

Los datos biométricos son clave para que nadie, excepto tú, puedas hacer movimientos con una cuenta o producto. Entre estos se encuentran la voz, firma digitalizada, reconocimiento ocular y facial, o las 10 huellas digitales de cada persona.

Si eres cliente de un banco, financiera o Afore, puedes acudir a las oficinas o contactar a alguno de sus ejecutivos para que tus datos biométricos sean capturados.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario