EnEscena Personalidades


Exempleada de Robert De Niro lo acusa de abuso


Publicacion:05-10-2019

+ + - -

La mujer asegura que el actor fue agresivo en constantes ocasiones y que la obligaba a realizar labores estereotípicamente femeninas

Robert De Niro enfrenta una demanda por un exasistente que afirma que le hizo comentarios sexuales, fue verbalmente abusivo y le asignó “deberes estereotípicamente femeninos” .

Según la demanda, obtenida por TMZ, Graham Chase Robinson afirma que fue contratada por el actor en 2008 como su asistente ejecutiva. La mujer, de esa entonces de 25 años, afirma que De Niro le hablaba de manera “hostil, abusiva e intimidante” y se refirió a ella como “una perra” y “una mocosa”.

También asegura que la estrella de Hollywood a menudo estaba “intoxicado” y la atacaba verbalmente. También bromeaba con ella sobre su receta de Viagra y le pedía que “lo imaginara en el baño”.

Robinson tiene otras quejas en su demanda, alegando que De Niro orinaba durante llamadas telefónicas con ella y le ordenó rascarle la espalda y despertarlo cuando estaba durmiendo. También dice que De Niro se quedó “de brazos cruzados” cuando uno de sus amigos la abofeteó. Además, lo denuncia por acoso de género y salarios atrasados.

De Niro la demandó primero a ella en agosto, alegando que vio 55 episodios de “Friends” durante un período de 4 días y usó la tarjeta de crédito de la compañía para vivir un costoso y lujoso estilo de vida.

El actor le inició acciones legales por 6 millones y la acusó de malversación de dinero y de mirar a Netflix mientras trabajaba. En su presentación ante una corte de Nueva York, Canal Productions la denunció por acumular cargos exorbitantes de hoteles y restaurantes y de utilizar millas de viajero frecuente de De Niro para sus viajes personales.

Según la demanda, presentada en la corte estatal de Nueva York, Robinson fue contratada como asistente de De Niro en 2008. Más tarde fue promovida a “vicepresidenta de producción y finanzas”, y en 2019 su salario fue de 300 mil dólares. Ella dejó la firma en abril, en medio de las crecientes preocupaciones sobre el supuesto “sabotaje corporativo”.

La compañía señala que rara vez entraba a la oficina y alega que pasó "cantidades astronómicas de tiempo" mirando Netflix durante las horas de trabajo.

De acuerdo al sitio Variety, la firma dice que durante un período de cuatro días en enero, vio 55 episodios de Friends. En uno de esos días, ordenó un costoso almuerzo y luego cenó en el restaurante Paola’s, cargando ambas comidas en la tarjeta de la compañía.

Según el citado medio, que consiguió los documentos, durante otro período, en el mes de marzo, presuntamente hizo maratón de series de Arrested Development y Schitt’s Creek.

"Mirar programas en Netflix no era de ninguna manera parte o estaba relacionado con los deberes y responsabilidades del empleo de Robinson", señala la denuncia.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario