ElTren


Cenizas de José José serán divididas entre México y Miami


Publicacion:07-10-2019

+ + - -

La carroza fúnebre recorrió la Pequeña Habana rumbo al Auditorio del Condado, donde desde temprano decenas de fans estaban a la espera

José José viajará a México y la mitad de él se quedara ahí. Así lo dio a conocer la hija menor del Príncipe de la canción, Sarita Sosa.

"Es una decisión que mi papá tomó desde hace tiempo atrás y mi madre también. Mi papá originalmente lo que quería era cremarse y que una mitad de su corazón estuviera en México y una mitad en Miami. Que la mitad que estuviera en México represente donde él nació, donde él creció, donde México lo vio florecer. Y la otra mitad en Miami, la ciudad que lo aceptó, que lo ayudó a renacer, a salir de las adicciones; donde conoció a mi mamá. Hay muchas cosas que me gustaría decir", describió muy emocionada la hija menor de José José a la cadena Univisión.

La reportera María Antonieta Collins, quien la entrevistaba, recalcó si después de este homenaje en Miami  su papá iba a ser cremado y la mitad es lo que se iría a México y Sarita Sosa respondió: "así es".

Más tempano, había iniciado la última despedida de José José en Miami. A las 11:06 horas salió el cuerpo de la capilla de la funeraria Caballero Rivero, pero de la sucursal en la Calle 8, donde pasó la noche con sus más íntimos familiares y amigos.

La carroza fúnebre recorrió la Pequeña Habana rumbo al Auditorio del Condado, donde desde temprano decenas de fans estaban a la espera del arribo de su ídolo. Otros seguidores también fueron testigos del momento que el ataúd dorado del artista iba a comenzar su recorrido y algunas voces se alcanzaban a escuchar diciendo: "México te pide", haciendo alusión a la falta de certeza sobre dónde iba a ser enterrado el gran intérprete.

Atrás del vehículo que transportaba el féretro del intérprete de "El triste", venía en un primer vehículo, Sara Salazar, viuda de José José, junto a su hija Sara Sosa y su yerno. En el segundo vehículo venían Marysol y José Joel Sosa. Una de las primeras situaciones que llamaron la atención fue que no viajaran los cuatro juntos, ya que los vehículos eran suficientemente amplios.

El recorrido entre la casa funeraria y el auditorio duró alrededor de 40 minutos.  Sara Salazar llegó muy desconsolada y aparentemente débil,  por lo que ha necesitado apoyo para caminar y entrar al auditorio.

 Una vez dentro del local y acomodados en el escenario, con el ataúd enfrente cargado de decenas de rosas blancas, comenzó un primer evento privado, con invitados especiales, pero sin el público general aún dentro.

Un grupo de Mariachi cantó "Ya lo pasado pasado" para abrir la ceremonia. Ambrosio Hernández, presentador de noticias locales de Univision 23, fue el maestro de ceremonias y quien cedió la palabra en primer lugar al Alcalde de Miami, Carlos Jiménez, quien además de prestar el Auditorium, dio las facilidades correspondientes para el evento.

El Alcalde Jiménez agradeció y recordó que aunque el Príncipe de la canción, nació en México, "tuvimos la suerte de tener a José José aquí, viviendo en nuestro condado —en Miami-Dade—; una estrella internacional cuyo su amor por la música lo llevó a vender más de 100 millones de discos, sin embargo, nunca dejó que la fama lo cambiara.

"Hasta el final fue un hombre humilde y cariñoso. José José se convirtió en uno de los cantantes latinoamericanos más importantes en la historia. Se nos fue muy pronto, hoy vamos a celebrar su vida y su talento, su amor por la música y su familia".

  El Cónsul General de México en Miami, Jonathan Chait Auerbach, tomó la palabra para dar el pésame a la familia en nombre del gobierno y el pueblo mexicanos.

"Han sido días muy difíciles para la familia, los amigos y los admiradores de José José. Con su partida, México, la música hispana y el mundo han perdido un gran intérprete que marcó e inspiró a varias generaciones por su talento y carisma interpretativo", dijo pausado, "las canciones de José José influyeron en el ámbito musical a nivel internacional. Con ellas y su voz nos enamoramos, nos encontramos como humanos y coreamos en todos los rincones del mundo el valor de la vida y más importante, nos hizo entender que el amor es el lenguaje universal".

Después hablaron sus hijos. La primera Sarita, quien pidió que la música de su padre nunca muera. Marysol y José Joel citaron algunas palabras de la Biblia. Posteriormente abrieron las puertas del recinto para que, de manera ordenada y en fila, desfilaran frente al féretro de su ídolo y le dieran el últimos adiós, mientras los fans esperaban, entonaban y cantaban las canciones de José José.

Las puertas del auditorio se cerraron a las 17:00 horas. 

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario