Nacional Mas Nacional


Representa a ola verde manta ‘La chicharrona’


Publicacion:14-10-2019

+ + - -

La pancarta llegó precisamente hace un año, el día de acción global por el acceso al Aborto Legal y Seguro

Nadie sabe quién la llevó. Apareció entre la multitud de mujeres de todas las edades que se reunió por primera vez el 28 de septiembre de 2018 para exigir la despenalización del aborto, cuando el movimiento de lo que sería la Marea Verde ni siquiera tenía nombre.

Se trata de “La chicharrona”, una manta que envolvía las protestas del movimiento hoy consolidado y bautizada así por su peculiar textura: arrugada, pero firme.

La pancarta llegó precisamente hace un año, el día de acción global por el acceso al Aborto Legal y Seguro.

“Mujeres oaxaqueñas se levantan #UnGritoGlobal #28S Acción x el Aborto Legal, Libre, Seguro y Gratuito”, estaba escrito en mayúsculas y con tintas verde y negra.

Ese día, “La chicharrona” estaba lista para enarbolar las demandas de las oaxaqueñas.

“En Marea Verde caminamos desde la horizontalidad, nadie nos dirige o nos dice qué hacer, todas proponemos y eso es un gran reto, pues debe existir una igualdad de compromiso”, explican sus integrantes, apenas unas semanas después de lograr la despenalización de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

Una vez cumplido su cometido, “La chicharrona” fue vista por última vez en la marcha del 28 de septiembre pasado.

Sin pistas de su paradero, la Marea Verde inició una campaña para pedir su localización.

LUCHA DE UN SIGLO

Según activistas, el feminismo en México surgió entre los siglos XIX y XX, retomando la raíz europea, donde se comenzó a luchar por los derechos de las mujeres de la clase media.

Fue Yucatán la primera entidad del país donde comenzó la defensa de los derechos de las mujeres, en 1916, cuando congresos femeninos debatieron reformas educativas y sociales.

De acuerdo con la Marea Verde, 50 años después la lucha cobró fuerza, cuando colectivos y organizaciones se sumaron para respaldar el movimiento e iniciar una lucha por los derechos reproductivos de las mujeres.

Desde entonces, el movimiento es “de los más señalados y odiados del país”. En Oaxaca, el derecho a decidir comenzó a sumar mujeres en la década de los 90 y, poco a poco, fueron surgiendo grupos, movimientos y corrientes que hoy tienen presencia física y en redes sociales.

INICIO DEL MOVIMIENTO

El 28 de septiembre de 2018, un flyer difundido vía Facebook convocó a las mujeres a salir a las calles para exigir la libertad sobre sus cuerpos.

No hay un número en específico de cuántas mujeres asistieron a la manifestación citada en el Jardín Conzatti, probando la capacidad de organización y unión del grupo.

Fue justo en esta convocatoria cuando “La chicharrona”, esa manta justiciera, hizo su primera aparición.

“Un día nos reunimos y la manta llegó. Pensamos que la habían llevado unas estudiantes, pero ahora que les preguntamos, nos dijeron que no, entonces no sabemos cómo apareció, pero fue la primera manta que se hizo y fue la primera que usamos cuando ya decidimos nombrarnos la Marea Verde”, aseguran miembros del colectivo.

Estudiantes, funcionarias, activistas e incluso amas de casa acudieron al llamado: “Después de ese día, decidimos que queríamos hacer algo... así decidimos articularnos y sacamos una página en Facebook”.

A poco más de un año de su creación, la página cuenta con casi 10 mil 900 seguidores.

Así surgió Marea Verde Oaxaca. De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario