Cultural Más Cultural


Es gran pérdida para danza mundial: Vega

Una gran pérdidaUna gran pérdida

Publicacion:18-10-2019

+ + - -

El último partenaire de Alicia Alonso la recuerda como una mujer fuerte y alegre

 

Ciudad de México.-Tras el deceso de la legendaria bailarina Alicia Alonso (1920-2019), Jorge Vega, su último partenaire, comparte su tristeza tras la partida de la mítica artista, lo cual es una gran pérdida para la danza mundial y en especial para el Ballet Nacional de Cuba, el cual fundó en 1948 con el nombre de Ballet Alicia Alonso.

      “Sabíamos acerca de la enfermedad padecida por Alicia, pero no puedes creer que haya fallecido. Me mandaron un mensaje por internet preguntándome si sabía algo de la muerte, dije que no sabía porque ya la han matado varias veces: llamé a personas cercanas y me confirmaron la noticia de su fallecimiento a las 11:30 de la mañana de hoy”, relató con tristeza a Notimex.

      Vega tuvo pocas certezas durante esos momentos aciagos tras la noticia de la muerte de Alicia Alonso, tan sólo fue informado que a la leyenda de la danza en Cuba se le bajó la presión y comenzó a sentirse mal, por lo cual la llevaron al hospital y nuestro entrevistado supone que el fallecimiento fue producto de tal cuadro de hipotensión arterial; sin embargo, hasta ahora no ha querido preguntar más detalles a los seres cercanos a Alonso, pues entiende que no es el momento, ni las condiciones para hablar al respecto.

      “Era una mujer muy alegre, de mucha entrega y una fuerza increíble. No tenía fin... trabajaba y trabajaba y no se veía el tiempo en que pudieras decir 'está cansada'. La danza era su vida y no existía instante en el cual no estuviera bailando, incluso hasta en sus peores momentos: así fuera enferma, ella bailaba en su cabeza, pensaba y soñaba con el ballet...”, afirmó.

      Jorge Vega (La Habana, 1961) recordó que el Ballet de Cuba fue un ejemplo y la punta de lanza para mostrar a Latinoamérica en el mundo, a partir de lo cual han surgido muchísimos bailarines triunfadores a escala planetaria; pero para él, Alicia fue la primera en conseguir el reconocimiento mundial en su condición de bailarina latinoamericana.

      “Es una gran pérdida para la danza mundial, y muy especial para el Ballet Nacional de Cuba, para el cual ella es lo más grande, así como para Latinoamérica, pues Alicia fue quien demostró que nosotros podíamos bailar clásico y bailar ballet; asimismo, ella demostró la certeza acerca de contar con buenas compañías y versiones”, añadió.

      Lo anterior en relación a que el ballet europeo dominaba los escenarios, por ello nadie imaginaba a una latinoamericana, ni mucho menos a una cubana bailando en los grandes teatros de Europa, como la Ópera de París, en donde el recinto se rindió a sus pies.

 

Experiencia de vida

El eterno primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba, como se le conoce, aseguró que la experiencia compartida junto con Alicia —a cuyo ballet llegó siendo un adolescente— la recordará tal cual como una experiencia de vida, porque ella enseñaba a vivir en la danza, valorar su importancia y la del arte, y no solo te orientaba sobre cómo aprender a hacer las piruetas, sino a crear arte.

      “Me quedo con todo de ella, sus conversaciones, los ensayos juntos y las pláticas al terminar; ella te decía el porqué de cada cosa...y enfatizaba en que era importante cada segundo que vivíamos. Me quedo con sus enseñanzas...”, compartió.

      Jorge Vega, quien radica en México desde hace casi dos décadas, aclaró que bailar con Alonso no solo se trataba de presentarse en un escenario, sino que para llegar a él había que pasar horas trabajando detrás del telón, en donde se estaba aprendiendo; y ya frente al público, una presentación en pareja duraba aproximadamente 10 o 15 minutos, los cuales quizás requirieron tres meses de preparación.

      Vega agregó que justo hace un año —durante octubre de 2018— estuvo un par de días en Cuba para presentarse en el Festival de La Habana; sin embargo, no pudo ver a Alicia porque ella padecía un cuadro gripal, y eran días de mucha humedad y lluvia, por lo cual no le permitieron ir al teatro a verlo, pero sí lograron hablar por teléfono.

      “Seguramente se harán muchos homenajes en Cuba. Si hay que ir a bailar, yo soy el primero que me apunto y voy”, adelantó en cuanto a la posibilidad de presentarse en su tierra natal para honrar la memoria de su mentora



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario