Nacional Estados


Culiacán vive horas de caos y terror


Publicacion:18-10-2019

+ + - -

Ahora, el detonante fue un operativo del Ejército y fuerzas federales, en el desarrollo Urbano de Tres Ríos

 

CULIACÁN, Sin..- Los habitantes de Culiacán vivieron este jueves horas de caos y terror que no se veían desde hace más de 11 años.
Desde las 15:30 horas, cuando circularon las primeras alertas en redes sociales, y por más de cuatro horas se registraron tiroteos, persecuciones, bloqueos e incendios de vehículos en al menos 11 puntos de la capital de Sinaloa.
Desde hace 11 años, la capital del estado no padecía una sicosis y una ola de violencia como la del jueves. En mayo de 2008, tras el asesinato de Édgar Guzmán López, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, junto con uno de los sobrinos del capo, se desataron enfrentamientos en varios puntos de la ciudad.
Ahora, el detonante fue un operativo del Ejército y fuerzas federales, en el desarrollo Urbano de Tres Ríos, en el que se detuvo a Ovidio Guzmán López, otro de los hijos de "El Chapo".
Vecinos de una de las privadas captaron en video el momento en que un convoy compuesto por personal del Ejército y la Guardia Nacional rodearon un edificio donde se encontraba Ovidio, de 28 años.
El caos. En calles y avenidas de Tres Ríos, decena de conductores que circulaban solos o con sus familias, tuvieron que bajarse de los autos y buscar refugio atrás de sus vehículos ante las ráfagas de las armas, sin saber que sucedía a su alrededor.
Peatones corrían por las avenidas en busca de refugio en comercios y casas particulares mientras hombres armados, algunos con rostros cubiertos, chalecos antibalas, armas largas —otros en camionetas de doble tracción, con fusiles Barret calibre 50— hicieron presencia por varios puntos de la ciudad. Bloquearon la circulación, presuntamente en un intento por rescatar a uno de los hijos del segundo matrimonio de "El Chapo".
En las redes sociales, las alertas de las primeras descargas de las potentes armas automáticas aparecieron a las 15:30 horas, ubicando, como una zona de guerra, el boulevard Enrique Sánchez Alonso, muy cerca de la Fiscalía General del Estado.
Con el trascurso de los minutos, las detonaciones de los fusiles automáticos se extendieron muy cerca de donde se ubica la Facultad de Medicina, donde decenas de conductores buscaron refugio en centros comerciales y gasolineras.
La sicosis y la zozobra se extendieron hasta el centro de la ciudad, cuando hombres armados atravesaron una camioneta sobre la avenida Obregón en la confluencia con Niños Héroes, y dispararon contra policías estatales y militares que los enfrentaron.
En convoy, los miembros de los grupos delictivos instalaron trincheras móviles para distraer a las fuerzas de seguridad y al Ejército, hasta llevarlos a las afueras de la ciudad, donde tomaron una de las casetas de peaje. También incendiaron un autobús en la carretera México-Nogales, a la altura del poblado el Ranchito, en la salida sur.
Por espacio de más de dos horas, los enfrentamientos más intensos continuaron en las calles de la capital del estado. Hacia las cinco de la tarde se alertó a la Policía Estatal Preventiva de una fuga masiva de alrededor de 20 internos del centro penitenciario de la ciudad.
Ante el caos reinante en la ciudad, el gobernador Quirino Ordaz aseguró que se trabaja "en recuperar la seguridad de Culiacán" y pidió a la población "mantenerse a salvo y estar atentos a las cuentas oficiales del gobierno de Sinaloa".
En tanto, las líneas de autobuses suspendieron sus corridas a Culiacán ante las versiones de que grupos armados habían colocado barricadas en varios tramos de la carretera México-Nogales, tanto a la salida norte, como al sur de Culiacán.
El clima de inseguridad y zozobra obligó a la Secretaría de Educación Pública y Cultura del Estado a decretar la suspensión de clases en todos los niveles y modalidades en la capital estatal para este viernes.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario