Justicia Más Justicia


Sentencian a homicida

NL.NL.

Autor:Gilberto López Betancourt   |    Publicacion:19-10-2019

+ + - -

Un joven que hace más de un año privó de la vida a su suegra en el municipio de Sabinas Hidalgo, fue sentenciado a 40 años de prisión.

Monterrey, N.L.-Un joven que hace más de un año privó de la vida a su suegra en el municipio de Sabinas Hidalgo, fue sentenciado a 40 años de prisión.

El resultado de Audiencia de Juicio Oral Penal con Sentencia Condenatoria por feminicidio, fue este jueves, en la Sala 4 de San Nicolás, y el imputado es Luis Gerardo López Mata, de 22 años de edad, por los delitos de feminicidio, robo calificado, y delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo por posesión simple de marihuana.

En la sentencia se determinó que el arrestado tendrá que cumplir una pena de 40 años de prisión, 4 mil cuotas de multa, y 405 mil 002 pago de reparación de daño por indemnización por muerte y gastos funerarios.

Como observaciones se determinó sentencia absolutoria por delito contra la salud y robo por robo calificado.

Los hechos por los cuales fue sentenciado el señalado, fueron el pasado 24 de junio de 2018, en el transcurso de las 07:00 horas a las 11:00 horas.

En las indagatorias se determinó que Luis Gerardo López Mata, quien era yerno de la ahora occisa, María de Jesús Valle Segovia, que contaba con 52 años, ingresó al domicilio ubicado en la calle Filiberto Cantú, en la colonia Eulogio Reyes, en Sabinas Hidalgo.

El detenido al ingresar a la casa agredió a la víctima con un objeto contundente y le causó diversas heridas en región parietal y occipital, asimismo con un arma blanca le causó diversas lesiones, consistentes en 45 heridas, la mayoría de ellas en área de hemitórax y en cráneo, causándole la muerte a consecuencia de choque hipovolémico secundario a heridas por objeto punzocortante penetrantes a tórax.

Al encontrarse herida la víctima, López Mata se apoderó de dos teléfonos celulares los cuales eran propiedad de la referida Valles Segovia.

La hija de la occisa señaló en su momento que se encontraba separada del ahora sentenciado ya que la golpeaba y amenazaba, por tal motivo ella se quedó a vivir en la casa con su madre ahora occisa.

Ante las agresiones de la persona, la familia cambió la chapa de la puerta para que el acusado no entrara, sin embargo ese día forzó el acceso y entró, por lo cual la víctima y su hija se encerraron en un cuarto.

Aproximadamente a las 7:00 del mismo día, madre e hija acuden a la casa de una persona miembro de la iglesia a la que acudían y ahí la victima dejó a la joven para que no regresara a la casa.

La hoy occisa sí regresó a su domicilio para cambiarse de ropa e ir al trabajo y fue en ese momento en que el imputado la agredió hasta privarla de la vida.



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario