Cultural Más Cultural


A 43 años de la moderna basílica Guadalupana

Santuarios marianosSantuarios marianos

Autor:Carlos Villasana   |    Publicacion:20-10-2019

+ + - -

El conjunto de santuarios de "La Villa" es el segundo sitio religioso con mayor número de visitantes en el mundo

 

Entre los monumentos arquitectónicos más significativos que tiene la Ciudad de México están, sin duda, las dos Basílicas de Guadalupe; ambas construcciones sobresalen por su belleza y por la devoción que genera que más de 10 millones de peregrinos las visiten cada 12 de diciembre para conmemorar la aparición de la guadalupana.


El conjunto de santuarios de "La Villa" es el segundo sitio religioso con mayor número de visitantes en el mundo, ya que de manera anual recibe alrededor de 20 millones de personas, entre turistas y feligreses; uno de los motivos por los cuales se decidió en la década de los setenta del siglo pasado, que era necesario construir una nueva Basílica.


En ese entonces, el complejo arquitectónico fue auspiciado por el Gobierno Federal y por diversas fundaciones -como la Fundación Mary Street Jenkins- y liderado por el reconocido arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, quien contó con el apoyo de José Luis Benlliure Galán y Fray Gabriel Chávez de la Mora.


Luego de varios planes se decidió edificarla en el Atrio de las Américas y dejar la Antigua Basílica como testimonio de la historia religiosa de la capital y del país. La primera piedra de la Nueva Basílica de Guadalupe se colocó el 12 de diciembre de 1974 y fue bendecida por el Arzobispo de México de ese entonces, Manuel Darío Miranda.


El atrio por su parte debería tener una capacidad para que 10 mil creyentes pudieran entrar y escuchar misa en presencia de la imagen de la Virgen de Guadalupe, sin columnas que bloquearan la vista a la imagen, y que otros 30 mil pudieran escuchar misa a puertas abiertas, mientras que "sentían" la presencia de la Virgen a través del efecto de "Manto Guadalupano" que tiene la parte más alta de la Basílica.


Otra de las novedades que contempló el diseño de la Nueva Basílica era que los peregrinos pudieran circular y acercarse a la imagen religiosa sin interrumpir la misa, por lo que se colocó una pasarela bajo el nivel del altar. El órgano monumental de la Basílica fue elaborado con 11 mil flautas y de acuerdo a información del sitio web oficial del Recinto Guadalupano, la serie de banderas de diferentes países que se encuentra frente al órgano, "conmemora el título que se le dio a la Virgen como la Patrona Celestial de América".


La Nueva Basílica fue consagrada el 12 de octubre de 1976, cuando se trasladó oficialmente la imagen de la Virgen del antiguo templo al nuevo, en una ceremonia encabezada por el entonces Arzobispo de México, Manuel Darío Miranda. Cuenta con tres capillas, dos al interior dedicadas a El Santísimo y a San José- y otra al exterior, colocada debajo de la cruz de acceso.


Para conocer un poco más sobre la Basílica de Pedro Ramírez Vázqueznos acercamos a la arquitecta María Bustamante Harfush, quien nos comentó que uno de los proyectos más "disfrutables que puede tener un arquitecto" es justo la creación de un espacio religioso, ya que la creatividad que se aplique al proyecto deberá de transmitir una emoción de seguridad para que el creyente se sienta cómodo de practicar su religión en ese sitio.


María considera que el trabajo de todas las mentes involucradas en la creación de la Nueva Basílica fue majestuoso, que marcó un parteaguas en la arquitectura mexicana, por su belleza arquitectónica y por su reto constructivo. Explicó que Fray Gabriel Chávez de la Mora, quien participó en la construcción de la Basílica, "es quizás uno de los máximos arquitectos especializados en edificaciones religiosas en el país".


María nos comentó que el balance que tienen las Basílicas se debe al contraste: el templo de arquitectura moderna está distanciado del templo barroco, lo que permite que todo visitante pueda admirar y visitar los dos; sin que una opaque a la otra. Así es como estos recintos religiosos siguen siendo un sitio de visita obligado en la capital, para todo católico y paseante extranjero que quiera conocer parte de la cultura y arquitectura nacionales



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario