EnEscena Personalidades


Hijo de Michael Douglas revela detalles de su infancia


Publicacion:23-10-2019

+ + - -

La vida de Cameron Douglas no ha sido fácil, fue adicto a varias drogas y se convirtió en vendedor de ellas, por lo que terminó en prisión en el 2009

Cameron Douglas, hijo de Michael Douglas, publica esta semana su libro "Long Way Home", en el que cuenta varias de las cosas que vivió, entre ellas, relata que su padre hacía que él repartiera marihuana en las fiestas que organizaba.

La vida de Cameron Douglas no ha sido fácil, fue adicto a varias drogas y se convirtió en vendedor de ellas, por lo que terminó en prisión en el 2009, donde estuvo por ocho años.

Ahora que se encuentra rehabilitado y que ha dicho varias veces que sus problemas con la ley han sido completamente suyos, realiza unas fuertes confesiones en su libro.

"Cuando era un niño muy pequeño, recuerdo que mi padre me hacía repartir cigarrillos de marihuana entre los invitados a sus fiestas", relata Cameron, y menciona que entre los invitados se encontraban personajes como Jack Nicholson, Pat Riley, Oliver Stone y Danny DeVito.

El hijo de Michael describe que tuvo que presenciar cosas que no eran aptas para un niño, "A medida que crecía, recorría la casa, subía balcones y veía más de lo que se suponía que debía ver: adultos haciendo las cosas que hacen los adultos que viven vidas excesivas".

Cameron también menciona que cuando su padre y sus amigos se retiraban a descansar a sus habitaciones, él se quedaba a revolver entre sus cosas para buscar sobras de las sustancias que se habían usado durante la noche.

Uno de los pasajes que cuenta en "Long Way Home", es que cuando tenía siete años, su mamá, Diandra Luker, "levantó una pequeña bolsa de plástico con lo que parecía las flores secas que solía usar para que el baño oliera bien. '¿Sabes qué es esto, Cameron? Esto es droga. Tu padre está usando drogas'".

Sobre la relación de sus padres, Michael y Diandra, menciona que en 1979, el actor realizó una fiesta en Beverly Hills a pesar de que su esposa tenía amigdalitis, "Papá no canceló la fiesta, y mientras ella estaba enferma en la cama de arriba, él se fue de fiesta abajo. Finalmente, a las 5 a.m., mamá echó a todos", escribe Cameron.

Cameron Douglas también menciona que ante la ausencia de una figura paterna en casa, debido a los constantes viajes de su padre, su madre le contrató a un camarero para que fuera una especie de niñero para él. El hombre era de origen salvadoreño y vivió con él hasta que cumplió 10 años, ya que lo corrieron porque hallaron botellas de vodka debajo de su cama. Ese hecho, afirma, le rompió el corazón.

Otro de los episodios oscuros fue la separación de Michael y Diandra. La pareja se divorció en el año 2000 tras 23 años de matrimonio, luego de que ella encontrara a su esposo con otra mujer en la cama. La separación le salió cara al histrión ya que Diandra Luker recibió una pensión de US$30 millones.

Cameron Douglas señala que todo eso afectó su vida. De adolescente comenzó a fumar marihuana, a los 20 años iba armado y vendía metanfetaminas, a los 25 se inyectaba sustancias tres veces al día, "Odiaba lo que quedaba de mi vida a causa de las drogas, pero no podía parar". Finalmente dice que a sus 40 años ha recuperado el control de su vida tras su paso por la prisión.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario