Nacional Ciudad de México


Busca preservar programa de Bienestar


Publicacion:17-11-2019

+ + - -

El exdirector del Seguro Social y senador Germán Martínez (Morena) propuso una reforma para preservar el programa IMSS Bienestar

CIUDAD DE MÉXICO/- El exdirector del Seguro Social y senador Germán Martínez (Morena) propuso una reforma para preservar el programa IMSS Bienestar, cuyo nacimiento data de hace 40 años, como IMSS Coplamar, y que se coordine con el nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). En defensa de los trabajadores, Martínez Cázares subrayó que este proyecto del Seguro Social tiene “severos problemas y carencias importantes”, que derivan de la modificación de programas de transferencias condicionadas y de la baja inversión realizada por administraciones anteriores. Cabe señalar que el pasado 17 de junio, EL UNIVERSAL dio a conocer el cierre de 300 Unidades Médicas Urbanas (UMU) en 18 entidades del programa IMSS Bienestar, como un efecto, incluso, de la conclusión del programa Prospera. En aquel momento, coincidente con la celebración de los 40 años del programa del instituto para grupos vulnerables, fue despedido el personal contratado por honorarios. Además, de ese segmento de UMU sólo quedaron 15, de acuerdo con las declaraciones del director del instituto, Zoé Robledo, en mayo pasado. En su iniciativa, el legislador morenista planteó que ambas instituciones celebren convenios de coordinación y cooperación para el desarrollo y funcionamiento adecuado de IMSS Bienestar. “Esta propuesta pretende garantizar la efectiva operación entre el programa IMSS Bienestar y el Insabi”, explicó. El senador presentó este proyecto luego de que en el debate del Insabi el pasado 14 de noviembre el decreto de reformas a las leyes General de Salud y a la de los Institutos Nacionales de Salud se aprobó sin cambios, a fin de enviarlo al Ejecutivo para su publicación y garantizar su inclusión en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020. Apoyo de partidos El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Miguel Ángel Navarro Quintero (Morena), comprometió el estudio y dictamen de la propuesta de Martínez Cázares. Aseguró que se considera que la iniciativa podría ser atendida antes de mediados de diciembre, o entre febrero y abril del próximo año. La iniciativa tiene el respaldo de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM), así como de legisladores de Morena que secundan a su compañero Martínez Cázares, por lo que son amplios los pronósticos de que transite en el Senado, de donde iría el tema a la Cámara de Diputados. El exdirector del IMSS detalló que la pertinencia de la iniciativa se explica porque “a la hora de implementar una política tan compleja [como la que origina el nacimiento del Insabi], puede haber algunos contratiempos o equívocos que no son voluntarios”. La propuesta consiste en que el Insabi tenga en sus funciones “celebrar los convenios y demás instrumentos jurídicos de coordinación y colaboración que sean necesarios con el Seguro Social para garantizar el funcionamiento y adecuado desarrollo del programa IMSS Bienestar. Cambios en la legislación Una fracción que se agregaría al artículo 77 bis 35 de la Ley General de Salud indicaría que los convenios del Insabi con el IMSS Bienestar deberán celebrarse “sin detrimento del patrimonio del Seguro Social y sin menoscabo de los derechos laborales de los trabajadores”. El senador Martínez Cázares dijo que en el programa IMSS Bienestar se atienden cerca de 12 millones de mexicanos de los más vulnerables y se les da el servicio en una red de 80 hospitales de segundo nivel. “Lo que quiero es que no haya ningún riesgo sobre ese servicio, es lo mínimo que se merecen los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social que se desarrollan en las unidades médicas rurales y en los 80 hospitales regionales de segundo nivel, y con algunos programas especiales de tercer nivel”, afirmó el legislador. Dicha estructura de servicios hospitalarios, que brindan ayuda a grupos vulnerables, los subvenciona el Seguro Social y el hecho de que el Insabi pueda firmar convenios y que le transfiera el patrimonio a ese buen programa del IMSS Bienestar es parte del propósito de la reforma, señaló el legislador. “ni era seguro ni popular” Distinguió que si bien en la campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador la gente hizo señalamientos sobre el Seguro Popular —que se extingue con el nacimiento del Insabi—, y que el propio presidente de la Comisión de Salud, Miguel Ángel Navarro, aseguró que “ni era seguro ni popular”, este programa “sí da bienestar”. En su iniciativa, Martínez Cázares señala que en 1979 el gobierno de México, consciente de que gran parte de la población carecía de acceso a los servicios de seguridad social, creo el programa denominado IMSS Coplamar. A través de los años, este modelo cambió a las denominaciones Solidaridad, Oportunidades, Prospera y, actualmente, IMSS Bienestar, en el que se atienden a aproximadamentie 12.3 millones de personas de zonas rurales y urbanas de 19 estados del país. La propuesta del exdirector del Seguro Social cobra mayor sentido por el hecho de que IMSS Bienestar “atiende a la gente sin seguridad social de extrema vulneración o marginación, la cual, a su vez, es la población objetivo del Insabi”.




No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario