Monitor Consolas y Videojuegos


"Cloud Gaming": así es el futuro de los videojuegos


Publicacion:04-12-2019

+ + - -

En el momento actual están surgiendo nuevos servicios como PlayStation Now de Sony o Game Pass de Microsoft.

La forma de jugar a videojuegos está a punto de cambiar abriéndose a nuevos horizontes gracias al juego en la nube. Hasta hace unos años era necesario insertar un cartucho o disco en la consola para poder jugar. Con el aumento del ancho de banda en la última década se empezaron a popularizar los formatos digitales, se compran o descargan los juegos de las tiendas digitales y el formato físico es cada vez menos importante.

En el momento actual están surgiendo nuevos servicios como PlayStation Now de Sony o Game Pass de Microsoft, en los que no hace falta comprar los juegos y se puede pasar de probar un juego a otro a cambio de una suscripción mensual. Y acaban de empezar a funcionar otros como Stadia, de Google, o xCloud, también de Microsoft, en los que ni siquiera hace falta disponer de una consola o un ordenador para jugar.

La clave en todos estos servicios nuevos es el juego en la nube: el cloud gaming. Los juegos no los gestiona la consola o el ordenador que hay en casa sino que funcionan en grandes torres con múltiples servidores propiedad de la empresa que ofrece el servicio. Se transmite por Internet -mediante streaming- tanto la imagen que aparece en la pantalla del jugador como las señales que envía el mando con el que este controla el juego.

Es el mismo sistema que permite utilizar Google Docs y acceder a esos documentos desde cualquier dispositivo, o ver desde distintas pantallas las películas y series de servicios como Netflix. Requiere que haya una conexión permanente a Internet, ya que el intercambio de información se produce vía Wi-Fi y no queda nada almacenado de forma local.

Google ha sido con Stadia la primera empresa que ha lanzado de forma comercial un servicio de streaming en el que no hace falta tener consola ni ordenador para jugar, aunque sí un mando, pero sus responsables sienten en la nuca el aliento del xCloud de Microsoft , que está preparando toda su artillería pesada y está avanzando en distintos frentes.

Entre las ventajas que ofrece el cloud gaming está que ya no habrá limitaciones en el disco duro para instalar y descargar juegos y no será necesario comprar una cara consola cada ciertos años. Además, se podrá jugar desde cualquier parte y en distintas pantallas. Técnicamente, el reto que deben asumir los proveedores de cloud gaming es que la conexión a Internet sea de alta velocidad y estable -lo que pasa por las redes 5G y la tecnología Wi-Fi 6- y que haya la menor latencia posible. En el ámbito tecnológico, la latencia es el tiempo que transcurre entre que se emite una orden hasta que llega la respuesta; por ejemplo desde que el jugador indica que el personaje debe disparar hasta que en pantalla aparece el personaje disparando después de que el juego haya registrado ese movimiento. En algunos juegos, como los multijugador de disparos o los de lucha, es clave que la latencia sea lo menor posible para no estar en desventaja respecto a otros jugadores.

Por potentes y prometedores que sean el lanzamiento de Stadia o la versión beta de xCloud, no son los primeros servicios que se ofrecen de juego en la nube. El original fue OnLive, lanzado en 2011. Seguía un sistema de alquiler de juegos que habían salido en PlayStation, Xbox y PC y funcionaba en ordenadores Mac y PC. En 2015 Sony compró OnLive y todas sus patentes para cerrar el servicio como tal meses después e integrar sus tecnologías en las consolas PlayStation y crear lo que hoy día es PlayStation Now.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario