SabiasQue


Puedes eliminar tu huella digital en Internet


Publicacion:06-12-2019

+ + - -

El método para borrar nuestros datos es tremendamente sencillo: vamos revisando una lista de webs en que tienen nuestros datos para eliminarlos

No es nada fácil esfumarse de un Internet que algunos consideran un juguete roto. Sobre todo si llevamos años usando los servicios más populares de la red. Pero no es imposible. El principal problema para lograrlo no es tanto darnos de baja en las redes sociales, lo complicado es dejar de figurar en las bases de datos que recopilan información personal.

Estas empresas trabajan con enormes caudales de información extraída de numerosas webs o servicios, por ejemplo aplicaciones, en las que no leímos la letra pequeña cuando comenzamos a usarlas. Aunque en algunos casos es posible que incluso hayan accedido ilegalmente a nuestros datos. Estas empresas son las responsables entre otras cosas de que recibamos spam en forma de llamadas telefónicas o por cualquier otro medio.

Lograr que desaparezcamos de estas bases de datos tiene un precio. O iniciamos un proceso laborioso de rastreo y nos ponemos en contacto con estas empresas para que borren datos personales. O pagamos para que alguien realice ese trabajo. Como es el caso del servicio Delete Me. No es barato, pues cuesta 10,75 dólares al mes y está en especializado en darnos de baja en bases de datos estadounidenses. Aunque algunas de estas usan datos de usuarios de todo el mundo. Delete Me también elimina gran parte de los datos que aparecen sobre nosotros en Google.

El uso de este servicio intermitentemente puede ser interesante para borrar gran parte de nuestra presencia en la red. Pues no basta con borrar una vez la información. Nuestros datos pueden volver a aparecer con el tiempo si seguimos interactuando con Internet. Delete Me solicita periódicamente la eliminación de nuestros datos y va enviándonos informes sobre las acciones realizadas.

Pero hay otros servicios bastante efectivos y gratuitos pensados para eliminar nuestras cuentas en diversos servicios. Uno de los mejores ejemplos es deseat.me. Al introducir nuestro correo electrónico de Google o de Outlook el servicio rastrea infinidad de servicios en los que nos dimos de alta con nuestra cuenta de Google o de Microsoft. En el análisis que este periodista ha realizado ha localizado 368 servicios en los que sería posible darse de baja. Una cifra espectacular.

El método para borrar nuestros datos es tremendamente sencillo: vamos revisando una lista de webs en que tienen nuestros datos para eliminarlos. Aunque hay algunos casos en los los que deseat.me crea una carta para darnos de baja que podemos solicitar que se envíe desde nuestro correo electrónico.

Otro servicio gratuito y muy útil es Just delete me. Se trata de un buscador que nos ahorra tener que indagar la dirección exacta de la web en la que tenemos que darnos de baja de una red social o cualquier otro servicio. Incluso han creado una extensión para el navegador Chrome que facilita bastante el proceso: basta con que estemos en la web en la que queremos darnos de baja para que nos lleve al apartado dónde podemos hacerlo. Hemos hecho la prueba con Facebook y ha acertado rápidamente.

Si lo que buscamos es hacer un borrón y cuenta nueva en Internet puede ser conveniente tomar medidas más drásticas. Como por ejemplo cambiar de número de teléfono y de dirección de correo electrónico. Pues estas son dos importantes puertas para obtener información sobre nosotros.

Aunque esta medida parece muy drástica, en realidad el cambio puede realizarse sin sobresaltos. Paulatinamente. Para cambiar nuestro número de teléfono podemos seguir usando el que tenemos, aunque vayamos dando el nuevo a nuestros contactos poco a poco. El antiguo podemos usarlo sólo para recibir llamadas durante un tiempo pasándolo de una tarifa de contrato a una tarifa de tarjeta prepago.

Lo ideal en ese caso es usar un teléfono que admita dos tarjetas SIM o bien, tarjetas SIM virtuales como es el caso de los iPhone. Además, si queremos mantener nuestra cuenta de WhatsApp aunque cambiemos de teléfono podremos seguir usándola con otro número. En el tuit que publicamos junto con estas líneas se explica el proceso. Lo mismo es posible con Telegram.

Si deseamos dar de baja nuestra dirección de correo y sustituirla por otra para hacer un uso más restrictivo de ella, la anterior podemos seguir consultándola sin problema, incluso vinculada a otra aplicación de correo electrónico. En ese caso es importante avisar a nuestros contactos de confianza de que usamos una nueva cuenta para cuestiones profesionales o personales. La antigua podemos mantenerla para recibir correos comerciales.

Si hacemos todo esto es posible que todavía queden huellas nuestras en la red, pero el impacto de estas será ya mucho menor. También será importante tras esta operación de limpieza que nuestro uso de Internet en adelante sea más cauto. Al fin y al cabo gran parte de nuestros datos privados que circulan por la red llegaron a ella antes de que se comenzara a tomar conciencia de que el control de nuestra privacidad era importante.

 



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario