Cultural Más Cultural


Grupo Sonex recrea el son jarocho


Publicacion:14-12-2019

+ + - -

Lanza un homenaje a la jarana, instrumento primordial del género que evoca el amor a la tierra, los origenes, la creación y las relaciones humanas  

 

México.— En su búsqueda por reivindicar y recrear la música mexicana, así como llevarla a nuevas fronteras musicales y geográficas, surge en 2004, en Veracruz, el grupo Sonex, que mezcla diversos géneros a su base principal que es el son, rindiéndole un homenaje en su tercer disco.

      “Se dio natural ir mezclando los géneros, conocimos gente que nos fue nutriendo esa búsqueda y encontramos un mensaje en común del trabajo. Dejamos de lado otras manifestaciones que nos gustaban —nada como el son—, y nos enfocamos en cultivar esa herencia que nos fue regalada para generarla y recrearla”, comenta Jerónimo González en entrevista con Notimex.

      El integrante del grupo conformado también por Luis Felipe Luna (requinto, voz y zapateado), Camil Meseguer Rioux (violín y voz) y Helio Martín del Campo (percusiones, jarana y voz) considera que mezclar otros géneros de una manera genuina y orgánica es plausible: “Nosotros comenzamos a tocar el son jarocho tradicional, y lo hicimos durante muchos años y eso nos hizo tener todas las bases teóricas y prácticas para llevarlo a otras fronteras musicales”.

      Reconoce que en este camino les ha funcionado el apoyo de figuras nacionales e internacionales, como Rubén Albarrán de Café Tacvba y el grupo Ojos de Brujo, para su primer disco, Bailar morena (2007); así como Jorge Pardo, Panagiotis Andreu, Billy Baus, Ilan Bar-Lavi y Shelly Tzarafi en su segundo material, Madre Natura (2015).

      Aunado al momento cultural que les tocó vivir en el país, y señalando que involucrar varios géneros o manifestaciones musicales les ha abierto las puertas para tocar tanto en festivales de música mexicana o folclórica, como en otro de blues, rock y música tradicional; incluso en festivales de danza, porque también incluyen el zapateado.

      Jerónimo González enumera entre las características del son jarocho el aspecto musical que es la unión entre nuestras raíces, la música indígena con el zapateado, la influencia española de los instrumentos de cuerda, y la africana con algunos cantos, letras y las dinámicas rítmicas: “Es parte de una cultura que abarca poesía, vestimenta, gastronomía, y otra serie de cosas que hace que no solo sea la música, sino todo un movimiento creativo y cultural”.

 

La base musical y los nuevos sonidos

Ahora Sonex se encuentran terminando el tercer álbum de estudio, del cual dan un adelanto este viernes 13 de diciembre en Xalapa, donde presentan su primer tema: “Jarana”, que irá acompañado de un video, y se podrá escuchar en todas las plataformas digitales. También, adelanta que el 29 de diciembre tendrán un concierto en el Zócalo de la Ciudad de México.

      “El tema es un homenaje al son jarocho, en particular a la jarana, instrumento emblemático del son jarocho y también un homenaje a la herencia que nos tocó vivir. En una parte habla de los cantos o versos que nos enseñaron nuestros abuelos y el camino que nos tocó vivir entre estas dos generaciones”, relata Jerónimo. 

      Respecto a dichas generaciones, menciona que una es la de los señores con sombrero que viven en el campo y tocan su jarana en un ámbito ajeno a la ciudad y tienen el conocimiento; mientras que la otra aborda las situaciones nuevas que se viven en la ciudad.

      “También nos gusta la música contemporánea: el rap, hip-hop, trap y esos sonidos urbanos, esa unión sin que se pierda la magia del son jarocho, que simplemente cambia y muta” y, recuerda que, aunque al inicio estaba instalado en la música rock y mexicana, al igual que el resto de los integrantes del grupo, conocer el son fue un parteaguas en su vida.

      Además de la jarana, Jerónimo toca el bajo eléctrico, cuyo sonido ha tenido que adecuar para que funcione, porque al ser un instrumento ajeno al son “choca mucho en cuanto al sonido y ejecución si no se hace correctamente, lo trato de ejecutar como si estuviera zapateando, o tocando la leona —instrumento del son—, con todas estas influencias trato de poner la idea en mi cabeza”.

      Finalmente, comparte que en general todo su nuevo disco es un homenaje al son jarocho y a la tierra en donde crecieron: Veracruz; así como un reconocimiento al amor y a las relaciones humanas, porque hay piezas que hablan del amor a la tierra propia y al cuidado de la región donde crecieron.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario