Internacional Latinoamérica


Tras acusaciones Morales apela al patriotismo

MoralesMorales

Publicacion:14-09-2017

+ + - -

“Mientras esté al frente de la Presidencia de la República, no permitiré que nuestro Estado de Derecho sea vulnerado a causa de intereses particulares"

Guatemala, Guatemala.-Con llamados al patriotismo, la unidad nacional y elogios a los diputados, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, encabezó  la sesión solemne en el Congreso por el 196 aniversario de la Independencia. 

“Mientras esté al frente de la Presidencia de la República, no permitiré que nuestro Estado de Derecho sea vulnerado a causa de intereses particulares o sectoriales”, afirmó en su discurso ante el Pleno del Congreso.

En la sesión solemne por el 196 aniversario de la Independencia de Guatemala y Centroamérica, que se conmemora el 15 de septiembre, dijo que los guatemaltecos merecen "una patria digna, libre, soberana e independiente”.

El presidente Morales, quien el lunes fue salvado por el Congreso, que declaró sin lugar un proceso de desafuero en su contra por la investigación de un delito electoral en los comicios del 2015, elogió el trabajo de los diputados por la gobernabilidad y la democracia.

Entre aplausos de los diputados oficialistas y afines, dijo que “hace dos días, en este recinto, se tomó una decisión trascendental para garantizar la gobernabilidad del Estado de Guatemala”.

“Pleno del Congreso digno”, enfatizó al reconocer “la objetividad que tuvieron para consolidar nuestro Estado de Derecho”, e indicó que las “decisiones trascendentales” para el país “deben responder al bienestar común, la gobernabilidad y transparencia”.

En este sentido, sostuvo que Guatemala “necesita de una justicia honesta y transparente, pero apegada a la ética, la objetividad e imparcialidad”.

“No permitamos que un interés político personal o sectorial socave la democracia, no permitamos que el anhelo y ambición de poder de una persona, violente los derechos de los guatemaltecos”, resaltó.

Instó a no permitir “que la unidad de los guatemaltecos sea perturbada a merced de la politización de la persecución penal de los guatemaltecos”.

El presidente Morales, en el cargo desde 2016, fue investigado por el Ministerio Público (MP) y una misión de Naciones Unidas que colabora en la lucha contra el crimen organizado y la corrupción por financiamiento electoral ilícito.

Para continuar las investigaciones del delito que habría cometido en 2015, cuando fue secretario general del partido que lo llevó al poder, el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidieron un antejuicio contra el presidente Morales.

El 27 de agosto, dos días después que el MP anunció el pedido de antejuicio, el presidente Morales declaró no grato al jefe de la CICIG, el colombiano Iván Velásquez, y ordenó su inmediata expulsión del país.

La decisión presidencial fue rechazada por la Corte de Constitucionalidad, el máximo tribunal del país, que concedió un amparo definitivo para que Velásquez siguiera en el país al frente de la CICIG.

El MP y la CICIG, cuyo pedido de desafuero del gobernante por el delito electoral, fue negado por los diputados, investigaron y enviaron a proceso por corrupción al hijo y hermano del presidente Morales por un caso del 2015.

El martes surgió un nuevo escándalo protagonizado por el mandatario, al que no hizo ninguna referencia en su discurso ante el Congreso cuando habló de la transparencia, al conocerse que cobra un sobresueldo en el Ministerio de la Defensa.

Los expresidentes Alfonso Portillo (2000-2004), Óscar Berger (2004-2008), Álvaro Colom (2008-2012) y Otto Pérez Molina (2012-2015), en declaraciones a la estación Emisoras Unidas, confirmaron que nunca recibieron un “bono de riesgo” pagado por el Ejército.

Por investigaciones de la CICIG y el MP, el expresidente Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti no terminaron sus mandatos y guardan prisión desde septiembre y agosto de 2015, respectivamente, por casos de corrupción.

El ministro de la Defensa, Williams Mansilla, confirmó que el presidente Morales ha recibido “un bono de riesgo” por 50 mil quetzales mensuales desde hace nueve meses, lo que hace una suma de 450 mil quetzales (63 mil dólares) del presupuesto del Ejército.

El hecho no fue bien visto por sectores del país y la oposición, que consideraron un abuso de poder y corrupción que el presidente que gana por sueldo y gastos de representación unos 150 mil quetzales (20 mil dólares) al mes, se beneficie además con un pago del Ejército.

Morales sería el mandatario con el mejor sueldo entre los presidentes latinoamericanos, por lo cual no requería de un pago extra, el “bono por riesgo” mensual pagado por las Fuerzas Armadas, según analistas y detractores del gobierno.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario