Internacional Europa


Inician deliberaciones para formar gobierno en Alemania


Publicacion:04-01-2018

+ + - -

El SPD está desorientado y sin un rumbro claro, sin nuevas ideas y con un gran temor a caer en la insignificancia.

Berlín,.- El partido de la canciller federal, Angela Merkel, Unión Demócrata Cristiana (CDU), el Socialdemócrata (SPD) y la Unión Social Cristiana (CSU) iniciaron hoy pláticas para evaluar si hay perspectivas de que entre los tres establezcan una coalición para gobernar Alemania. 

El partido que aún titubea sobre la posibilidad de formar de nuevo parte de la coalición de gobierno con Angela Merkel, es el Socialdemócrata. Considera que los 12 años que han transcurrido desde que forma Gran Coalición con la CDU y la CSU le han generado un grave daño electoral.

Ese deterioro se reflejó en las elecciones generales alemanas del 27 de septiembre pasado, ya que sólo obtuvo 20 por ciento de los votos, cuando diez años antes abarcó el 40 por ciento de éstos.

El SPD está desorientado y sin un rumbro claro, sin nuevas ideas y con un gran temor a caer en la insignificancia. Sin embargo, las encuestas entre los electores alemanes dejaron ver que la mayoría de los ciudadanos se inclina en favor de que los dos grandes partidos, CDU y SPD, vuelvan a establecer una Gran Coalición.

Se le llama Gran Coalición en Alemania porque suma a los dos mayores partidos del país. El 7 de diciembre pasado, el SPD, en el marco de una asamblea general, decidió participar en "deliberaciones" y "conversaciones" sobre la reanudación de la Gran Coalición.

Eso significa, no obstante, que aún no ha tomado la decisión de iniciar "negociaciones" con ese fin y que el resultado de las deliberaciones está abierto a cualquier resultado. El SPD quiere subrayar con ello que no tiene la ambición de tener parte en la coalición de gobierno a toda costa.

Durante las conversaciones se están abordando una serie de temas que los tres partidos consideran relevantes para el momento político que vive Alemania. A pesar de la fragilidad del diálogo, el partido CSU volvió a lanzar un torpedo contra el SPD, justo el dia del reinicio de conversaciones.

Un alto funcionario de la CSU, Alexander Dobrindt, demandó que se reduzcan los pagos que hace el estado alemán a los refugiados, con el fin de que Alemania deje de constituir para ellos un magneto. El SPD, por su parte, promueve el asilo para todos los refugiados que lo necesiten.

El CSU se sitúa en el extremo de la derecha conservadora. El SPD quiere poner el acento en contenidos que beneficien al ciudadano de a pié, a las clases trabajadoras y a la apertura de la política de inmigración de Alemania.

Por parte del SPD, respondió este día a la demanda de Ralf Stegner, el presidente adjunto de ese partido, quien la calificó de ser una "bravuconada" verbal de la CSU que no tiene importancia. "Si la tuviera, dijo, no tendrían sentido estas conversaciones".

Prominentes expertos como el criminólogo Christian Pfeiffer, recomendó que el Estado alemán invierta en integrar a los refugiados que tienen perspectivas de estancia legal y que se evite recortarles recursos, porque eso solo los empujaría a la criminalidad y al trabajo negro para obtener dinero.

En las elecciones federales en Alemania del 27 de septiembre de 2017, la CDU de Merkel atrajo el 32.9 por ciento de los votos.

Tanto para la CDU como para el SPD y para la CSU, los resultados de esos comicios fueron una debacle porque los tres registraron derrumbes en sus cifras electorales de las últimas elecciones hace 4 años.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario