Joven


Transformando a NL


Publicacion:25-09-2018

+ + - -

A través de sus 85 años la UANL ha sabido adaptarse al entorno que lo rodea y transformarse para acomplarse a la nueva educación digital.

A 85 años de su creación la Universidad Autónoma de Nuevo León sigue siendo la universidad del pueblo, es la universidad que mediante sus egresados ha transformado el rumbo del estado en áreas que van desde las empresas, hasta la cultura, sin dejar de lado la parte social.

A través de sus 85 años la UANL ha sabido adaptarse al entorno que lo rodea y transformarse para acomplarse a la nueva educación digital, manteniendo sus valores y poniendo en práctica sus tareas de docencia, investigación y promoción, y divulgación de la cultura. Y para el rector de la Máxima Casa de Estudios, Rogelio Garza Rivera, los retos siguen.

"Seguimos aspirando a que sea una Universidad reconocida por su calidad educativa, que sea una Universidad que genere investigación e innovación que impacte en la sociedad, y por supuesto, tratar de poder cumplir con las sueños y aspiraciones que tiene muchos jóvenes de poder ingresar a esta casa de estudios.

"Tenemos el compromiso de descentralizar la educación, apostarle al sur y al norte del Estado, acercar la educación a esas zonas fuera del área metropolitana, a personas que por falta de recursos económicos no pueden venir a Monterrey. Para mí eso es un desafío muy importante".

Más que retos, a Garza Rivera le motiva el poder colaborar y ser parte importante de ese gran engranaje de la Universidad y cumplir con la visión de la institución.

 "Tenemos una visión, que la institución sea reconocida como una Universidad de prestigio a nivel internacional, un proyecto importante, sin perder el sello característico que es la responsabilidad social".

Sobre todo por que son una Universidad apoyada por recursos federales y estatales,  de ahí el compromiso hacia la sociedad y que los jóvenes, dentro de su formación integral, tengan esa sensibilidad. Para el rector sus retos como persona están vinculados con la Universidad.

 "Creo que acercar a la Universidad a las áreas más vulnerables del Estado es mi mayor reto. He estado impulsando mucho ese proyecto de descentralizar a la educación media superior y superior a tres polos de desarrollo en los que la Universidad ha sido muy importante para su desarrollo".

Así, en el marco del 85 aniversario, Garza Rivera hace un alto en el camino y analiza cómo la Universidad ha impactado en el Estado y no tiene la menor duda que los egresados que ha tenido esta Institución han sido un factor determinante en el motor económico que es Nuevo León.

"Nuestros egresados han sido protagonistas en todas las áreas fundamentales. Me siento bien satisfecho porque desde que se creó la Ley Orgánica se han cumplido tres tareas sustantivas: docencia, investigación y promoción, y divulgación de la cultura".

EL APOYO DE LA UANL

Garza Rivera enfatiza que uno de los compromisos de la Universidad es con la sociedad. La vinculación con la comunidad, "por eso muy acertadamente esta Visión 2020 habla del compromiso social y la calidad mundial. La verdad que hemos avanzado de manera importante. Hay que recordar que actualmente tenemos 55 dependencias académicas, ofrecemos 76 licenciaturas en todas las áreas del conocimiento, es una Institución grande con una

muy amplia gama de programas".

 "Recuerdo una frase que decía que a la Universidad antes se le veía como isla de excelencia y que ahora ya era todo un archipiélago porque la Institución ha avanzado de forma importante".

 Hoy le satisface que todos sus programas son reconocidos a nivel nacional y están transitando al nivel internacional, y eso es muy satisfactorio.

 "La cultura de abrirnos hacia las evaluaciones y acreditaciones fueron fundamentales para que la institución se esté consolidando y nos abre el mundo. Hoy tenemos más de mil muchachos en 42 países del mundo, además de las alianzas institucionales. Soy del Siglo XX, pero veo a una Universidad de Siglo XXI, muy diferente, muy comprometida, con la formación y transformación de todos los estudiantes".

 Todo eso hace que la Universidad sea orgullo de Nuevo León. "Cada vez que hacemos reuniones con los egresados se nota rápidamente ese orgullo, esa pertenencia de haber sido egresado de la UANL.

Eso se percibe y se siente, lo que nos da mucho gusto porque uno de los indicadores más importantes que son considerados en una evaluación, es la posición que tienen hoy los egresados y de qué manera han sido parte del desarrollo que ha tenido el país".

Para Garza Rivera tener egresados que vinieron de muchas partes de México a formarse a la UANL es motivo de orgullo y satisfacción. Es un referente de que la institución es de alta calidad. Y para muestra el mismo rector, quien llegó desde el estado de Tamaulipas para estudiar en las aulas de la Autónoma de Nuevo León, ese siempre fue su sueño.

"Desde que estaba en la secundaria mi sueño era venir a Nuevo León y con mucho esfuerzo y sacrificio de mis padres tuve la oportunidad de que los siete hermanos fui quien tuvo la oportunidad de tener estudios superiores. Qué te puedo decir de mi Universidad, que me abrió sus puertas y tuve la oportunidad de formarme y después pude ser maestro, directivo y ahora Rector. Es un privilegio y un honor estar en estos momentos con esta gran responsabilidad de  compromiso de seguir transformando vidas, como a mí me la transformó la Universidad".

Durante todos sus años de estudiante, transformado luego en maestro y en administrativo, hay momentos que atesora, ya que gran parte de su vida la he hecho en la Universidad. "A cabo de  cumplir 50 años de ser universitario, desde que ingresé en la preparatoria en 1967, facultad en 1969, y luego antes de terminar mi carrera tuve la oportunidad de ser maestro auxiliar. Y la verdad que son momentos muy padres de cómo tu desarrollo profesional se va construyendo y gracias a que el director en turno me insistió mucho en quedarme como maestro en FIME, no lo tenía contemplado, pero uno va avanzando y se va encaminado y vas encontrando tu vocación y lo he disfrutado 100 por ciento. Uno llega al mundo para buscar la felicidad, pero esa felicidad deber estar relacionado con lo que te gusta realizar y llegar de 45 años de ser maestro y tener este honor de estar al frente de esta gran Universidad es una gran satisfacción".

 Llegar a una Universidad cuando estaba en una etapa decrecimiento, y ahora ser el Rector que superó la cifra de los 200 mil estudiantes en la matrícula de la UANL lo llena de satisfacción porque ha sido parte de la evolución de la Universidad. De los 85 años que cumple la Institución, lleva casi 50 en  ella. "Entré como Universidad de Nuevo León y terminé como Universidad Autónoma de Nuevo León. Participé de momentos difíciles de la Institución, de lograr la autonomía, hubo lágrimas, sonrisas, fue una época de maduración. Por eso hoy tenemos una gran Universidad, tenemos algo muy valioso que pocas instituciones tienen: estabilidad".

 "Eso fue un aprendizaje importante y la comunidad lo ha valorado, cuidado y mantenido, por eso hoy esta Universidad es plural, incluyente, pero también tiene un enorme compromiso con la sociedad".

A  través de los años se madura, señala Garza Rivera, la personalidad no cambia. "Estoy muy agradecido con la Institución y muy comprometido, gracias a la Universidad soy lo que soy, le dio la educación a mis hijos, me ha dado muchos amigos que hemos compartido diferentes visiones y siempre lo he dicho: en la Universidad más que un equipo de trabajo somos una gran familia. Estamos enamorados de lo que hacemos y lo hacemos con mucho cariño y mucha pasión".

Eso ha sido el sello característico de la institución. Y por ese sentimiento de familia es que Rogelio Garza Rivera no ha querido dejar las aulas de la Universidad. "Tuve la oportunidad de tener una empresa propia con mi familia, de participar con el Gobierno estatal; fueron circunstancias en las que me desarrollé, pero nunca corté el cordón umbilical con la Universidad. Hubo gente que me decía que ya dejara las clases y me dedicara al negocio o al gobierno, pero la verdad es que la vocación te jala más y no me arrepiento", porque independientemente de las cuestiones económicas, afirma, se busca el desarrollo en algo que te gusta.

 "Siempre le digo a mis equipos de trabajo que busquen ese equilibrio, también hay que divertirse y hay que gozar el momento de donde estamos dentro de la Universidad. Hay responsabilidades y compromisos, pero también hay que buscar el equilibrio con la familia".

El mismo ha sido ejemplo de los que predica, "tengo 43 años de matrimonio, con tres hijos con maestría, uno viviendo en el extranjero. Es mi otra parte, por lo que pude combinar mi trabajo profesional y mi vida personal.

EL FUTURO

Para los próximos años, la UANL se ve vinculada a la Industria 4.0, se habla del Internet de las cosas, un nuevo vocabulario, la nube, el big data, los nuevos materiales. "Creo que vienen muchos conceptos diferentes, pero todo alrededor de la transformación digital. Pero la transformación digital no compete solo al sector educativo, sino también al empresarial y gubernamental. Una estrategia fundamental es la sensibilización del tema, tener casos concretos" señala Garza Rivera.

La Autónoma de Nuevo León ya está en ese concepto, y se abrió un Centro en Educación Digital, también se ha cambiado el proceso enseñanza-aprendizaje, "porque la tecnología está a la mano para poder utilizarla, aunque los chicos ya la manejan, pero sí optimizar las herramientas con que se cuenta. Ya tenemos pizarrones electrónicos, pantallas digitales, el soporte tecnológico completo, la información toda esté en acceso. Es un proceso que ya se está dando".

Es por eso que la frase "Trabajar, Transformar y Trascender" más que un slogan, es una filosofía de vida. "Quise utilizar es frase porque lo he vivido. Si algo le debo a la institución es eso: que trabajamos en ella, que nos transformó y nos dio la oportunidad de trascender".

Convencido de que la Universidad educa para transformar y uno mismo se transforma para trascender, nadie le puede negar al rector Rogelio Garza Rivera que la Institución lo transformó. "Y la misma Universidad se sigue transformando para ir mejorando en esa educación que ofrece para que en un momento dado los egresados puedan trascender. A mí me da mucho gusto que se ha hecho viral esa filosofía".

 Así, los 85 años de la UANL los van a festejar todos. "Es una fiesta para el Estado. Somos una Universidad del pueblo, nos debemos a ellos, por eso insisto en que el sello característico de la  Institución es la parte social".

Y lo confirman los hechos: hoy la UANL tiene presencia en 34 municipios. La Universidad Autónoma de Nuevo León ha cambiado muchas vidas y seguirán con esa filosofía de seguir creciendo para poder  llevar la educación superior a quien la necesite. En estos 85 años "es momento de hacer un alto en el camino y recordar nuestros orígenes, eso fortalece nuestra identidad y pertenencia. Hago un llamado a todos los egresados a que celebremos con este gran orgullo de pertenecer a una Universidad que ha transformado miles de vidas en el Estado, celebrar a la Universidad del pueblo, la UANL”



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario