EnEscena Personalidades


En el arte, la prisa es enemiga de la perfección, opina Roberto Carlos


Publicacion:19-11-2018

+ + - -

El brasileño cumplirá 60 años de carrera en 2019, satisfecho y orgulloso por los logros alcanzado a través de la música

El compositor y cantante Roberto Carlos, quien el año entrante festejará 60 años de trayectoria musical, elevó la voz para que su ética aflorara: “La prisa es enemiga de la perfección, sobre todo, en materia de arte”.

El autor de más de 500 canciones memorables para las generaciones pasada y actual, platicó con Notimex sobre el devenir de su carrera artística, que alcanza ya casi seis décadas de éxitos ininterrumpidos.

Roberto Carlos inició su carrera en 1959, y de inmediato saltó a la fama. “Si para Carlos Gardel 20 años no es nada, para mí, 60 años representan la felicidad de una vida dedicada al arte de la música; escribo y canto lo que siento y como sé hacerlo”, explicó al recordar al inmortal “Zorzal Criollo”.

Famoso por sus discos grabados en inglés, francés, español, italiano y portugués, Roberto Carlos sostuvo que las canciones de amor siempre van a existir, porque el amor siempre existirá. Las historias que se cantan son las mismas desde la más remota antigüedad, pero hoy se dicen con más libertad y en forma más directa; carecen de todo lirismo, aseguró.

La lírica, también llamada por algunos autores “género lírico”, es una forma literaria a través de la cual quien escribe logra transmitir emociones, sentimientos o sensaciones personales en torno a una situación, objeto o persona. En ese contexto, el ganador de cuatro Grammy Latinos y un Grammy como Mejor Cantante Latinoamericano, subrayó:

“Es importante mantener el lirismo en las canciones de amor; sin embargo, en ocasiones observo a autores sin el suficiente lirismo. Eso es normal, porque cada compositor escribe de la forma como siente las cosas”, explicó, para añadir que “pese a todo, el amor y las canciones de amor, van a tener eternamente un lugar especial en el gusto del público”.

Justificó a los letristas de los tiempos recientes al comentar que se trata de compositores que hablan del amor de un modo diferente de como él lo ha hecho. “Esas letras también tienen público, a la gente le gusta el amor hablado de la forma como lo hacen hoy ciertos artistas porque actualmente el amor entre las personas se manifiesta de un modo distinto”.

Con sus letras románticas, Roberto Carlos ha vendido más de 25 millones de discos tan sólo en Latinoamérica e Iberoamérica, y se mantiene entre los latinos más vendedores del mundo. Los números en su hoja de vida señalan claramente que en la década de 1990 se convirtió en el primer artista latinoamericano en vender más discos que The Beatles.

Convencido de sus anteriores palabras, el entrevistado subrayó tajante que a él le gustan y fascinan más las declaraciones de amor que los amores mal sucedidos. Dejó en claro, no obstante, que respeta “irrestrictamente cada forma de hablar de amor que actualmente se escucha por parte de otros compositores”, ya sea de reggaetón o de cualquier otro género.

La visita de Roberto Carlos a México obedece a la promoción de su más reciente disco de estudio, “Amor sin límite” que incluye 10 canciones inéditas en español, cuatro de nueva composición y seis que por primera vez fueron grabadas en español. Este álbum significa un regreso al idioma español tras 25 años sin un nuevo material inédito en esta lengua.

Para esta grabación, se rodeó de un ramillete especial de invitados, como Alejandro Sanz, quien colabora en “Esa mujer”. El tema es una canción-diálogo entre los dos artistas con la fuerza de dos voces, además del clima romántico característico de las canciones de Roberto Carlos sobre arreglos de Tim Mitchell y del pianista Pete Wallace.

Roberto Carlos inició una revolución musical en Brasil en los años 60, coincidiendo con el movimiento juvenil iniciado por The Beatles, el cual se estaba adueñando del mundo. Él fue el líder del “Jovem Guarda”, que comenzó como programa juvenil de televisión y se convirtió en un estilo musical que marcó un cambio definitivo en la música brasileña.

A fines de esa misma década, cambió su estilo para convertirse en el artista romántico más exitoso de todo Brasil, colaborando en la composición de algunas de las más bellas canciones de este estilo, las cuales se convertirían en clásicos en América Latina, como “La distancia”, “Detalles”, “Jesús Cristo”, y “Qué será de ti”, entre otras muchas más.

A fines de los años 70 ya era el músico brasileño más vendido de la historia. En los años 80, cuando ya había lanzado álbumes en español, italiano y portugués, comenzó a grabar en inglés y francés, despegando hacia una sólida carrera internacional que a la fecha le ha granjeado cuatro premios Grammy, como mejor cantante de pop de toda América Latina.

 



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario