Monitor


Tecnologías cuántica y nanosatelital, el futuro en telecomunicaciones


Publicacion:29-12-2018

+ + - -

Se trata de una revolución tecnológica que ya está en proceso y se comenzarán a ver los frutos de tales avances a corto plazo

En las telecomunicaciones de quinta generación, las tecnologías cuántica y nanosatelital son el reto de la comunidad científica para responder a las necesidades de las industrias y de las expectativas de servicio de los usuarios. 

Mauricio Segovia, presidente de la empresa Axesat, comentó que en ese campo los satélites jugarán un rol esencial en la inminente adopción global de las telecomunicaciones futuras, ya que deberán contar con mayor capacidad y ancho de banda, además de antenas más pequeñas.

Se trata, dijo, de una revolución tecnológica que ya está en proceso y se comenzarán a ver los frutos de tales avances a corto plazo.

El empresario calificó como vital que en toda la cadena de valor de la industria satelital haya un trabajo coordinado entre operadores y proveedores de servicio y traducir los beneficios no solo en términos económicos, sino de desempeño de los avances tecnológicos hacia los clientes.

Se podría definir el entrelazamiento cuántico en términos de una especie de "sincronización" capaz de unir partículas sin importar la distancia existente entre ellas: una vez que han entrado en contacto y se han entrelazado, el estado de una ejerce influencia sobre el de la otra, de suerte que son complementarios.

Entra aquí el concepto cuántico de la superposición de estados: determinado por una función de onda con valor diferente de cero, el estado de una partícula puede ser más de uno a la vez y sólo al momento de observarla, ésta "colapsa" en uno de los estados posibles.

A la pregunta de cómo podría aplicarse la teoría cuántica para el desarrollo de unas telecomunicaciones “inhackeables”, dijo que, de acuerdo a las teorías existentes, si se lograra hallar la manera de aprovechar las características de la superposición y el entrelazamiento cuánticos, sería posible garantizar la seguridad incondicional en telecomunicaciones.

Ello, mediante la distribución de claves cuánticas (quantum key distribution, QKD) ya que si alguien intenta interceptar la información, habría un "colapso", el cual evidenciaría cualquier “intrusión”.

También podría ser a través del entrelazamiento de qubits (partículas correlacionadas de manera cuántica), capaces de almacenar exponenciales cantidades de información.

En cuanto a los nanosatélites, Mauricio Segovia aseguró que éstos prometen ser parte importante del futuro de las telecomunicaciones, junto a las tecnologías cuánticas.

Destacó que el peso de un nanosatélite va de uno a 10 kilogramos, en contraste con los 500 o miles de kilogramos de los satélites medianos y grandes, y las dimensiones no son mayores a la de una caja de zapatos.

Una de las ventajas ofrecidas por este tipo de tecnología es el ahorro de hasta 80 por ciento en su construcción, si se compara con los satélites tradicionales.

"Nosotros como proveedores y transformadores de la oferta satelital al cliente final, debemos estar atentos al comportamiento y nuevos usos para identificar nuevas aplicaciones y oportunidades de crecimiento, incluso, en mercados inexplorados con la tecnología satelital", apuntó el presidente de Axesat.

 




No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario