Cultural Más Cultural


Analizan apoyos a la creación

Marina Nuñez BespalovaMarina Nuñez Bespalova

Publicacion:23-03-2019

+ + - -

En cada mesa hubo cuestionamientos sobre el supuesto favoritismo en el otorgamiento de becas

Monterrey, NL.-Marina Núñez Bespalova, secretaria Ejecutiva del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), aseguró que desde un principio la institución quiso hacer las mesas de trabajo antes de publicar las convocatorias para obtener becas, con el fin de escuchar las opiniones e inquietudes de los creadores para hacer los ajustes pertinentes.

“Si no lo hacíamos antes, esto acaba siendo una simulación y yo no estoy aquí para hacer simulaciones”, dijo Núñez Bespalova ante unos 40 asistentes provenientes de estados como Coahuila, Tamaulipas y Oaxaca.

Las mesas de trabajo sobre el futuro del Fonca, que comenzaron este viernes en Monterrey, se realizaron a lo largo del día, con alrededor de cuatro temas. Por la mañana, con la moderación de Núñez, se abordó la descentralización; paralelamente, en otra mesa moderada por Erick Pérez, subdirector de Estímulos, se habló de inclusión y retribución social. Por la tarde se discutió sobre comisiones de selección y criterios de evaluación y selección, y vínculos interinstitucionales.

En cada mesa hubo cuestionamientos sobre el supuesto favoritismo en el otorgamiento de becas, con el argumento de que hay quienes han recibido varias veces el estímulo, mientras hay otros casos, como el nuevoleonés Armando Alanís Pulido, quien ha solicitado 20 veces apoyos para creación artística y nunca los ha obtenido. Por eso hubo una propuesta de que los jurados sean extranjeros, para evitar conflictos de interés.

Pero Calixto Ramírez, artista plástico de Tamaulipas, quien recientemente estuvo cinco años en Italia, afirmó que muchas veces los creadores pueden ser excelentes para hacer obra, pero no saben presentar sus proyectos, por eso no reciben el estímulo, y eso no es culpa del Fonca ni del INBA “sino de la SEP, porque no les enseñó a escribir”.

Se propuso establecer un comité de ética que evalúe al Comité de selección, y que se rompa con el centralismo que, se afirmó, impide que los artistas de fuera de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey resulten beneficiados. Sin embargo, creadores locales expusieron que ese mismo fenómeno sucede aquí respecto al resto del estado.

El fotógrafo coahuilense Alfredo De Stéfano expresó su preocupación de que en aras de ser democrático y otorgar más becas con los mismos recursos, el Fonca se convierta en asistencialista. “Una beca no es para que vivas del dinero público”, aseveró.

En una intervención posterior, De Stéfano señaló que las actividades culturales del país generan 3.3 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, y el Estado les regresa 22 veces menos y cada año disminuyen los fondos. Mientras eso no se revierta, expuso, cada año se repetirán los mismos reclamos.

Núñez Bespalova dijo en respuesta que los grandes cambios no se dan de una administración a otra, sino de manera paulatina porque es una comunidad la que los que exige.

“No estamos con la idea de derribarlo todo y volver a empezar, porque estaríamos desechando lo que se ha logrado en 30 años. Valoramos a la institución con lo que es y lo que tiene en materia de apoyos para la creación; es envidiable al grado que se ha querido replicar internacionalmente, pero sigue siendo perfectible”, señaló.

Agregó que la descentralización y la inclusión son líneas que importan mucho a este gobierno, a la Secretaría de Cultura, y al Fonca.

La funcionaria argumentó que el federalismo centralista atrajo a muchos creadores de la República hacia la Ciudad de México, pero ahora es momento de tender redes entre los distintos ordenamientos territoriales, quizá no pensar en capitales culturales, pero sí en una mejor distribución de la riqueza cultural.

Respecto a la descentralización, Marina Núñez no quiso comprometerse a atender la propuesta de crear una oficina del Fonca en cada estado, pero indicó que sí podrían colocar “un escritorio Fonca” en las instituciones de cultura estatales.

En cuanto a la retribución social, se planteó atender la creación de públicos y la formación de jóvenes creadores, y poner claridad sobre el significado de “retribución”.

También se planteó abrir las convocatorias a expresiones con transversalidad disciplinaria, mostrar el impacto del trabajo de los becarios, procurar la equidad geográfica y la paridad de género.



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario