Joven


Investigación le da premio en el área Médica


Publicacion:26-05-2019

+ + - -

“Nosotros estábamos muy interesados en realizar un estudio de investigación para ver la toma de decisiones compartidas en la atención médica"

Una visita al médico puede ser intimidante, pero todos los días expertos en el cuidado de la salud trabajan para hacer de estos chequeos lo más sobrellevables y efectivos posibles; precisamente una investigación de este tema que le otorgó a la Azucena Rodríguez González el primer lugar en un concurso del VI Congreso Iberoamericano de Medicina Familiar.

La médico familiar de la Universidad de Monterrey y profesora de Ciencias Básicas Clínicas y Propedeútica Clínica participó, junto con otros expertos, en la categoría libre de la convocatoria de trabajo de investigación con el proyecto “Adaptación transcultural y validación del Cuestionario de Toma de Decisiones Compartidas (SDM-Q-Doc) en Español”.

Este trabajo consiste en la traducción adecuada del cuestionario SDM-Q-Doc, un documento de origen alemán que evalúa y analiza la interacción del paciente y el médico durante una revisión, para que ambas partes tengan una experiencia satisfactoria y libre de dudas. De hecho, la doctora Isabelle Scholl, la creadora del cuestionario, fue una de las colaboradoras en el proyecto de la la doctora Azucena.

“Nosotros estábamos muy interesados en realizar un estudio de investigación para ver la toma de decisiones compartidas en la atención médica. Anteriormente, el prototipo de atención médica era muy autoritario o paternalista. Pero ahora el rol del paciente es más activo y participativo, por lo que tiene voz en la toma de decisiones. Por ejemplo para realizar un estudio de laboratorio”, explicó Rodríguez González.

Comentó que descubrieron que en México no hay una escala para la toma de decisiones médicas compartidas y que la versión alemana es una de las más usadas y comprensibles. Es por esto que se dieron a la tarea de adaptar este cuestionario para el sistema de salud mexicano, el cual podría ser usado en unidades de atención primaria.

“El paciente tiene autonomía y se necesita involucrar al paciente para que reciba el tratamiento que realmente quiere. Es una manera de brindar una mejor calidad de trabajo y estabilidad en su tratamiento”, describió.

Finalizó que las preguntas ayudan a que el doctor recuerde que el paciente también tiene opiniones y deseos en lo que respecta a su tratamiento, y que está en las manos del médico explicarle los resultados de sus decisiones.

La distinción a la doctora y a sus compañeros José Manuel Ramírez Aranda, Gloria Navarrete Floriano y María Guadalupe Alvarado Rodríguez, así como la doctora Scholl, les fue otorgada en el marco del congreso, realizado en Tijuana. Ahí mismo también se realizó el XXXI Congreso Nacional de Medicina Familiar y la II Conferencia Binacional Baja California - California.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario