Deportes Futbol Mexicano


Clubes no confían en delanteros mexicanos


Publicacion:04-06-2019

+ + - -

El delantero mexicano que milita en el Sevilla Atlético de España, Joao Maleck señaló que "no hay continuidad ni confianza por parte de los clubes"

Desde hace ocho años, con Ángel Reyna, un mexicano no ha logrado el liderato de goleo. La baja producción de delanteros de calidad es consecuencia de que "no hay continuidad ni confianza por parte de los clubes", según Júnior Joao Maleck.
"Los clubes tienen que darle continuidad y confiar más en ellos. Hay muy buenos, Oribe Peralta es uno y de los mejores para mí, porque al estar en el América compite con extranjeros muy buenos. Pero en todos los países es así, confían más en los extranjeros, en España también buscan al delantero extranjero de calidad, pero juega el que la mete, lo importante es no desesperarse y tener paciencia, porque hay mucha calidad en México", explicó el delantero mexicano que milita en el Sevilla Atlético, en entrevista con EL UNIVERSAL.
Maleck, quien le debe su formación a la Academia de Marco Fabián y al Santos Laguna para despegar a Europa con el Porto B, exhortó a las nuevas generaciones en aprovechar todas las oportunidades.
"Ahora hay más escenarios, por ejemplo, está la Copa MX que a los 18 años es una opción para el fogueo y mostrarse, acá está la Copa del Rey, que si te pone el entrenador, no hay más que hacerlo bien... Reitero, no hay que desesperarse, porque las cosas también llegan a su tiempo", dijo el atacante de 20 años y que cuenta con la nacionalidad francesa.
Sobre la misma línea, Joao mencionó que su reciente lesión en la rodilla lo marginó del radar de la Selección Mexicana Sub-20, pese al seguimiento de los federativos mexicanos.
"Después de la lesión me adapté muy rápido al club (enero del 2019), al estilo de los compañeros. Físicamente los primeros partidos me costaron para agarrar ritmo, pero ya estoy bien, me preparo fuerte para lo que viene".
Respecto a la dificultad de tricolores, para saltar al Viejo Continente, el hijo del camerunés Jean-Claude Maleck -quien fuera jugador de los Tecos-, señaló que el costo de juveniles son elevados a comparación del mercado argentino y brasileño.
"Mi decisión de venir a Europa fue inmediata, en Santos llegaron ofertas del Manchester City, del Porto y del PSV de Holanda. Por calidad, en Europa hay mucho argentino y brasileño y porque los venden a bajo costo. Santos no es un equipo que sólo ve por el dinero, busca el beneficio de sus jugadores, ellos me ayudaron a venir a Europa, también podemos ver a Uriel Antuna con el Galaxy, a Néstor [Araujo] con el Celta, en Santos piensan más en el jugador", aplaudió.
Ahora que está buscando su lugar con el cuadro andaluz, al futbolista de 20 años no le molesta la falta de reflectores como los de Diego Lainez en el Real Betis, aunque sí quedó decepcionado al no ser considerado para la Copa Mundial Sub-20, en Polonia.
"No [me molesta], para nada, aunque estuviera en el primer equipo del Sevilla. Hace un año se habló de mí, porque llegué al Porto donde había más mexicanos. Pero con esta lesión, me sentí alejado, eso sí, ahora que regresé sólo pienso en seguir haciendo bien las cosas para ser tomado en cuenta con la selección.
"[El Mundial Sub-20] era el plan a corto plazo, porque es una vitrina. Quiero dar el salto. Estar en Europa suele ser una ventaja si lo haces bien, pero estando en inferiores te pierdes un poco para estar en contacto contigo. [En la Femexfut] siguen mis pasos, porque jugué en México, pero ya en selección todos somos iguales, tenemos que competir", agregó el delantero que ya acudió a llamados con el Tricolor Sub-18.
Primero la familia.
Joao Maleck se acerca al profesionalismo gracias a la guía de su madre y abuelos. De poco influyó el pasado de su padre, el camerunés Jean-Claude, en el balompié mexicano.
"Sigo los consejos de mi madre, de mis abuelos con los que me he criado desde pequeño, no perder la humildad y recordar de dónde vengo. A mí el dinero no me importa, juego porque me gusta el futbol y juego para ser mejor cada día.
"Mi papá y yo tenemos una relación normal, no como los demás que crecieron con él a su lado, mi paá me empezó a buscar hasta que llegué a Europa. En México me visitaba poco, era más por teléfono, es más una relación como si fuera mi tío. Considero mi padre a mi abuelo materno, le debo todo y es para mí mi máximo ejemplo, como un superhéroe", compartió.
A kilómetros de su mayor tesoro -su madre y abuelos que viven en Guadalajara, Jalisco-, el juvenil describe su vida fuera de la cancha un tanto solitaria, pero "normal".
"Fuera de la cancha, mi vida es normal como de cualquiera, pero debo cuido mi alimentación, hago mi comida, extraño mucho a mi familia aunque vivo solo desde los 16 años, me fui a Torreón.
"Después fui a Portugal. Desde el primer día conocí a los otros mexicanos, (Héctor) Herrera, (Diego) Reyes, (Miguel) Layún, hasta a Raúl Gudiño lo alcancé todavía... Me hicieron sentir bien, como en casa. Acá en Sevilla pude relacionarme con los demás, porque los mexicanos somos muy amigueros", concluyó.



« El Universal »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario