Economico


Washington D.C. La bella capital de EU


Publicacion:14-07-2019

+ + - -

La ciudad no sólo es la sede del poder político, es además uno de los sitios con los mejores museos en el mundo

La capital de Estados Unidos, es un destino que no siempre aparece en las recomendaciones de lugares a conocer en ese País, pero realmente merece la pena la visita.

La ciudad no sólo es la sede del poder político, es además uno de los sitios con los mejores museos en el mundo y con muchos lugares interesantes para conocer en los alrededores; por lo que puedes conocer la historia del País y los personajes que la marcaron a través de sus emblemáticos monumentos, memoriales, parques y más.

Es una ciudad única en Estados Unidos, ya que no tiene rascacielos, pero destaca por ser una de las más limpias y ordenadas.

Además, es una ciudad relativamente fácil de recorrer, puedes rentar una bicicleta y seguir alguna de las rutas que ofrecen o hacerlo a pie, se tiene casi todos los lugares interesantes concentrados en la zona del National Mall o Explanada Nacional, lugar donde se puede caminar con tranquilidad y disfrutar de un café en una terraza o de un atardecer tumbado en el pasto.

El parque ocupa una extensión de 59 hectáreas y suele estar repleto de gente que va allí a disfrutar de este espacio verde al aire libre. Seguramente lo recorrerás varias veces, ya que es un enorme espacio que va desde el Capitolio hasta el Memorial de Lincoln, teniendo en medio el Monumento a Washington y alrededor otros monumentos, memoriales y museos que no te puedes perder.

Monumento a Washington

Este gran obelisco blanco de 170 metros de altura fue construido en honor al primer presidente de los Estados Unidos, George Washington. El monumento, situado casi en el centro del National Mall, tiene un elevador para subir a la parte alta, desde la que tendrás las mejores vistas de la ciudad, sobre todo de la Casa Blanca que está a un costado y que solo puedes ver de lejos ya que si quisieras visitarla hay que tramitar una solicitud a través de la Embajada de tu país entre 21 días y 3 meses antes de la visita, misma que será gratuita y guiada.

Museos del Instituto Smithsoniano

El National Mall está rodeado por el mayor complejo de museos del mundo y necesitarás mucho tiempo si quieres recorrerlos todos, pero tienes para elegir lo que más te interese entre 19 museos y galerías, más el Zoológico que está un poco más al norte, la entrada a todos es libre, solo hay que tomar en cuenta que el Museo Afroamericano, requiere de pases de entrada programada para ciertas horas pico y en temporada alta (marzo a agosto); así que la única limitación es el tiempo.

Entre los más populares están El Museo del Aire y el Espacio que es un clásico, con una espectacular muestra de la aviación y de la exploración espacial.

El Museo de Historia Natural es otro clásico, en cuya visita encontrarás una colección de plantas y animales de todo el mundo.

En el Museo Nacional de los Indios Americanos la experiencia te transporta totalmente a otra época.

Memorial de Lincoln

Este monumento fue construido para honrar a Abraham Lincoln, uno de los presidentes que hicieron grande a Estados Unidos, aboliendo la esclavitud y modernizando la economía, entre otras muchas cosas.

El edificio de inspiración griega tiene una gran estatua de Lincoln de 6 metros de altura sentado delante de dos paneles con sus discursos más conocidos, además de una placa en las escaleras en recuerdo al famoso discurso “Yo tengo un sueño” que dio aquí Martin Luther King en 1963.

Este es un buen lugar para sentarte y esperar al atardecer mientras se refleja el obelisco en el Estanque Reflejante cualquier día del año.

Memorial a Jefferson

Ubicado a orillas de la Cuenca Tidal, mismo que está rodeado de cerezos donados por Japón, por lo que en primavera es un gran espectáculo verlos florecer. Dedicado a Thomas Jefferson, uno de los personajes más importantes de la historia estadounidense, encontrarás la escultura de bronce de este padre de la nación con una altura de 6 metros, en el interior de un edificio blanco neoclásico con columnas hermosas e imponentes y su cúpula. Te recomiendo pasear al atardecer por la orilla del río Potomac hasta la cuenca, desde donde tendrás unas vistas magnificas del Memorial.

El Capitolio

Alberga algunos de los edificios más importantes para el gobierno de la nación, entre los cuales están las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, aquí se concentra el poder político del País y destaca en el horizonte de la ciudad por su enorme cúpula de un blanco impecable. En el interior, impresiona la sala de la Rotonda del Capitolio, situada bajo la gran cúpula y en la que podrás ver una gran colección de arte y esculturas de personajes históricos. Puedes visitarlo cualquier día de la semana a excepción del domingo, ya sea por tu cuenta o con una visita guiada; al finalizar la visita, cruzarás un pasadizo subterráneo para ver la impresionante Biblioteca del Congreso, una de las más grandes el mundo. Si tienes más tiempo en la ciudad hay otros monumentos y memoriales interesantes como el Memorial a los Veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de Vietnam y Corea, el Memorial a Martin Luther King y el Memorial a Albert Einstein.

Georgetown

Se trata del barrio histórico de la ciudad, que destaca por sus bonitas casas de colores, las tiendas y las cafeterías con mucho encanto. Destaca sin duda el Parque Waterfront, que se extiende a lo largo de las orillas del río Potomac, con gran cantidad de zonas verdes para descansar o hacer ejercicio, cuenta con un camino designado para ciclistas, patinadores y peatones, desde donde se puede disfrutar de las vistas de las embarcaciones del Río, el puente Key Bridge y la Isla Theodore Roosevelt.

Cementerio de Arlington

Aunque ya es parte del estado de Virginia, en la otra orilla del Río Potomac, se encuentran enterrados los veteranos de todas las guerras, desde la Guerra de Independencia hasta la guerra de Irak. Visita el memorial dedicado a las víctimas de los ataques del 11 de septiembre, la tumba de Kennedy y la Tumba de los Desconocidos. Las infinitas filas de lápidas blancas en el pasto, cada una con el nombre del soldado y la guerra en la que participó, será una de las imágenes que no se te olvidarán nunca. No te pierdas el cambio de guardia que se hace cada hora. Desde aquí puedes tener una buena perspectiva para ver El Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos que solo se puede ver por fuera.

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario