Legal


Es aguerrido y analítico para defender las causas justas


Publicacion:21-10-2019

+ + - -

Su meta en la carrera de derecho fue muy simple, buscar darle a cada quien lo que se merece

 

Hombre de una sola pieza, meticuloso, analítico, pero sobre todo aguerrido en defender las causas justas, es lo que orilla a Josemaría Urrutia García a dedicarse al Derecho,  una profesión que al final del día la ejerce con suma visión integral.

Su meta  en la carrera de derecho fue muy simple, buscar darle a cada quien lo que se merece, y es así que desde siendo aún un estudiante, opta por emprender con ahínco el desarrollo de la carrera.

Josemaría Urrutia García nace un 27 de junio de 1979, es egresado de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey de la generación 1997-2001, y aún desde antes de ingresar a estudiar, reconoció que su gran pasión serían las ciencias sociales.

Su área de expertis siempre ha sido en el Derecho Administrativo, acentuado en área urbanística de Derecho Urbano.

Ha llevado casos sumamente polémicos en la historia moderna del Estado, desde complejos urbanísticos en zonas como Santa Catarina y San Pedro, sin dejar de lado Monterrey, donde los cambios en reglamentos y leyes, habrían dado un parte aguas para este nicho laboral.

Cuenta actualmente con un despacho especializado en estas tareas, Urrutia Ángeles, Derecho Administrativo, donde con un séquito de colaboradores lleva  acabo la defensa legal de asuntos de índole de desarrollo urbano, defendiendo a particulares contra arbitrariedades del Estado y los Municipios.

“De muy pequeño siempre fui muy terco, siempre me puse a debatir y a defender mis puntos con mucha energía, debatía todo, entonces de cierta forma desde pequeño tuve esa espina de ser abogado, pero fue hasta la carrera que conocí a mi esposa que también es abogada, y a mi suegro, que ya decidí tomar el paso de ser abogado”.

“Antes de eso quería ser ingeniero pues mi papá es ingeniero mecánico electricista, pero ya cuando entré a la prepa empecé a explorar más el tema de la materia y demás y de ahí ya decidí estudiar leyes, ahí tuvo un papel importante mi suegro, el Doctor Martínez Arrieta, muy reconocido en el país al ser uno de los fundadores de la facultad libre de derecho y estudiar leyes”.

El jurista viene de una familia sencilla  y de trabajo, de un papá obrero y madre dedicada al hogar, cual atendió con sumo amor y cariño a sus hijos, y quienes le enseñaron a nuestro entrevistado el valor de la honestidad y de la disciplina.

Su papá era una persona que era Ingeniero, tenía dos trabajos para salir adelante, por lo que en la Facultad Libre de Derecho tenía beca por el 50 por ciento y él tenía beca por trabajar en ILSA.

Así aprendió el valor de la constancia y del  trabajo fuerte,  pues lo ha aplicado tanto en la escuela y sus estudios, por lo que se comía los libros, pero sobre todo en el litigio pues es un tema de perseverancia porque necesitas estar atento a todo.

“La verdad es que estudiar leyes en la Libre de Derecho era una escuela que éramos bien estudiantes en todas las generaciones y derivado de eso daban un trato muy personalizado al estudiante y juristas y abogados muy reconocidos en la ciudad que daban clases en la facultad y así es como obtuve una mejor experiencia al momento de estudiar y como política en la facultad sí se enfocan mucho a que los alumnos estudien 100 por ciento y no sea hasta que ya estén en séptimo u octavo semestre que empiezan a hacer las prácticas profesionales, eso

me ayudó mucho a enfocarme en la escuela y tener un mejor conocimiento en las leyes y tenerle mejor sabor a la carrera del derecho”.

“Tuve mis prácticas en octavo semestre con un horario más flexible en la escuela, las practique con el licenciado Luis Manuel Garza, y ahí empecé a ver la materia Civil, Familiar y Mercantil, y ahí directamente trabajaba para el licenciado Juan Antonio  a quien le aprendí a litigar y saber cómo dar un seguimiento a un expediente y como dar seguimiento a los asuntos y ahí empezó mi gusto por el litigio, ahí hice mis prácticas y estuve un año en ese despacho hasta que me gradué”.

Ahí se veía de todo, desde las materias de lo Civil, Mercantil, Familiar, Penal y el en lo particular Atendía mucho  cada una de las diversas materias, ello a fin de conocer un poco de Civil, Familiar y Mercantil, pues estaba como practicante.

Posterior a ello se gradúa en diciembre del 2001 y fue su oportunidad de trabajar a raíz de una invitación del Licenciado Reinold Rodríguez García, amigo suyo y compadre entrañable de la Facultad.

“Mi amigo, el cual estaba trabajando en un despacho donde se veían temas administrativos y el en virtud de un tema médico estaría fuera unos meses del despacho y me invito a ver si lo cubría mientras estaba él en una incapacidad médica y así fue como entré, en teoría nada más iba a estar dos o tres meses en lo que estaba incapacidad el licenciado Reinold pero por asares del destino me terminé quedando doce años en el despacho. Regresó el licenciado Reinold de trabajar, hablé con el licenciado Federico y que como trabajaba bien me pidió que, si me pudiera quedar más en el despacho, y pues me quedé doce años nada más que 12 años muy intensos, aprendí mucho del licenciado Federico Fernández en el tema administrativo y en el tema de derecho urbano y a raíz de ya querer algo más fue como hace 5 años y medio que decidí separarme y formar mi propio despacho”.

Esta etapa para el jurista fue básicamente de mucho aprendizaje, eran temas Administrativos, enfocados al Derecho Urbano y  temas polémicos.

Empieza como muchos, ello con el tema de sacar copias, redactar escritos, redactar demandas, darle seguimiento, hacer cotizaciones, hablar con los clientes, cobrarle a los clientes, de todo un poco, al final del día ya tenía mucha responsabilidad en los expedientes y asuntos que llevaba.

Y al empezar desde cero y poco a poco fue llevando sus propios expedientes y gestionándolos desde un inicio y la cotización del cliente y darle seguimiento y terminar la relación con el cliente.

Pero el destino le tendría marcado mucho más avances y crecimientos en su vida profesional, como lo fue el empezar su propio despacho, ser dueño de su tiempo, pero sobre todo hacerse así mismo

“Desde hace  5 años y medio ya tenía la cosquillita de tener un despacho propio y estaba en su momento cuando tenía el tema pues estaba recién casado y luego tuve a los tres años a mi hijo entonces con la costilla y más que todo el temor de qué va pasar o no me tarde un poco en tomar la decisión pero al final del día la tome e invité a asociarse conmigo al licenciado González , también egresado en la Facultad Libre de Derecho, él trabajó conmigo en un tiempo ahí con el Licenciado Federico y con miedos y algo de incertidumbre decidimos empezar el despacho y pues ya llevamos cinco años y medio”.

Una labor que implica muchas responsabilidades, todas ellas apegadas a llevar por buen puerto cada caso que llega a sus manos.

 “Al final del día entran más obligaciones y con ello mayor trabajo, al final del día entras a tu despacho y necesitas primero administrar el mismo, y por ejemplo desde antes de hacer el despacho tomamos un curso de cómo organizar y redactar los escritos y con qué letra y cómo hacer los procesos para pasar los asuntos a los abogados que tenemos y la organización que vamos a tener e hicimos un tema de un curso que duro tres meses antes de abrir el despacho para un tema organizacional”.

“Al final del día tienes mayor trabajo y mayor compromiso, hay gente que depende de nosotros entonces tenemos la obligación de tener clientes y tener asuntos porque en la oficina hay otros abogados que trabajan y hay que pagarles y mantenerlos entretenidos para que se sientan parte del despacho y otro es el compromiso mayor del cliente, quien pone su negocio en nuestras manos para nosotros merece toda la atención y seriedad y nos enfocamos en buscar darle el mejor resultado en el mejor tiempo posible y con la seriedad mayor que se merece”.

Como expertos del derecho, ven mucho lo que es el Derecho Administrativo, todo lo que tenga que ver con un litigio con una autoridad, ya sea estatal, municipal o federal.

Básicamente todos  ellos se enfocan al Derecho Urbano y al tema Administrativo y Amparo.

“Tenemos un Licenciado,  mi socio, alguno ve un tema más enfocado hacia lo Fiscal y hacia el Amparo; los demás abogados como el Licenciado Daniel Aranda, Bernardo García y José Alberto Rodríguez, ellos están más enfocados en apoyarnos en el seguimiento y la gestión de esos asuntos”.

“Aquí hemos crecido mucho,  en su momento la primera demanda que hice, fue un asunto de unos servidores públicos de Monterrey los cuales un litigio que tuvo más de 20 juicios derivados más la demanda fue gratificante el después de seis o siete años de litigio sacar resoluciones a las cuales se les condenó al municipio de Monterrey para pagarles a los burócratas  y el tiempo que estuvieron sin trabajar los servidores públicos, ese fue un caso, la primera demanda que hice, no fue le primer juicio que gané pero sí la primera demanda que hice y otro asunto que nos han marcado en su momento estuvimos en la defensa o participamos en la defensa del desarrollo de Valle de Reyes y después de vario litigios se logró que se otorgara la factibilidad y lineamientos como parte de la primera etapa del fraccionamiento el cual también fue un tema polémico por todo lo que implicó ahí al tema municipal ambiental”.

“Otro tema fue la ampliación del Metrorrey de San Nicolás y ahí hace tiempo, logramos una suspensión por unos meses estuvimos suspendidos la ampliación del metro por vía subterránea ahí en San Nicolás, al día de hoy hemos tenido asuntos y participamos en la defensa de la construcción de Fashion Drive, el desarrollo de Fuentes del Valle en Isabela, que también ha sido controvertido por gestorías municipales y pues bueno así varios asuntos, pero los que te podría nombrar serían esos”.

Dicho ello, esta visión del esfuerzo y la tenacidad la aplica con suma frecuencia, muchas de estas habilidades las hereda,  en su momento en la carrera  por todos los maestros que  eran muy buenos, maestros muy reconocidos  como el Licenciado Gerardo Puertas  o bien el mismo Director de la Facultad Libre de Derecho.

 

Nombre.- Josemaría Urrutia García

Fecha de Nacimiento.- 27 de junio de 1979

Papas.- Humberto Urrutia Paul y  Cleotilde García de Urrutia

Hermanos: Humberto, Marisol, Juan Pablo y Gabriel

Esposa: Avril Martínez Caballero

Hijos: Josemaría y Santiago

-Es egresado de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey de la generación 1997-2001.

-Experto en Derecho Administrativo, acentuado en área urbanística de Derecho Urbano, cuenta actualmente con un despacho especializado en estas tareas, “Urrutia Ángeles, Derecho Administrativo”



« El Porvenir/ Alberto Medina »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario