Cultural Más Cultural


La mirada y el olfato


Publicacion:11-11-2019

+ + - -

Es ahora el autor invitado de esta sección cultural

El recientemente revestido doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Zacatecas y reconocido artista de la lente Pedro Valtierra (Zacatecas, 1955) es ahora el autor invitado de esta sección cultural para reflexionar, con todos los conocimientos adquiridos a lo largo de más de cuatro décadas en el oficio fotográfico, en torno de su profesión periodística.

 

I

La mayoría de los fotoperiodistas de calidad no se ha confundido con la “improvisación artística” que se  halla en las redes sociales. Sin embargo, sí estamos impresionados con la gran cantidad de fotografías que se hace hoy. La tecnología nos facilita mucho todo, pero aún las buenas imágenes se procesan antes del disparo: un teléfono o una cámara profesional no nos hace de antemano buenos fotógrafos.

      En efecto, hoy hay más fotógrafos, se toman millones de fotos, muchas de ellas con calidad, pero a la mayor parte todavía le falta rigor y calidad. Las redes no han extraviado al periodismo, creo incluso que han alimentado más la competencia. Al final, confío en que todo eso va a mejorar.

      Que las imágenes circulen en redes sociales no significa necesariamente que quienes las realizan sean unos artistas, como tampoco que por el hecho de cargar una herramienta con cámara o un teléfono con cámara el sujeto en cuestión sea ya, forzosamente, un buen fotógrafo. Lo digital nos garantiza, sólo, poder tomar fotos sin mucho esfuerzo; pero tenemos que recordar que la fotografía es un proceso de creación, que para tomar o hacer buenas imágenes necesitamos muchas otras cosas. Tener una cámara nunca fue suficiente para tomas buenas fotos.

      Los fotoperiodistas siempre han estado en contra del tiempo, incluso ahora, cuando la tecnología es tan rápida, aún tenemos esa preocupación, y eso es importante porque nos obliga, de alguna manera, a hacer mejores fotos para nuestros propios medios.

 

 

II

Sí creo, empero, que los jóvenes (periodistas o no) se han extraviado un poco en algunas cosas. Pero son dos cosas diferentes: una son las redes sociales y otra la fotografía de prensa, digamos, profesional. Ahora tenemos posibilidades de ser más creativos y, como siempre, esta cuestión va a depender de los medios y de cada uno de los fotoperiodistas. El fenómeno de las redes sociales lo que ha hecho es dar posibilidades a que todos (más que antes) puedan publicar sus fotos en todas las opciones que hay, aunque dependas de los likes (me gusta, no me gusta), y te percates por eso si eres bueno o no.

      Creo que en el futuro, debido a las redes sociales, se van a formar grupos muy grandes de amigos y seguidores con gurús de la fotografía y se irá cambiando la forma de comunicarnos. La forma de hacer periodismo se va a transformar y pronto tendremos nuevas maneras de comunicarnos.

      ¿Cómo será? No lo sé.

 

 

III

En la fotografía, ¿dónde empieza el arte y dónde termina? Muchos se dicen artistas porque tienen una buena cámara. Pero no, eso no tiene nada que ver con el arte. Es sólo una forma de irse ganando la vida y hacerse notar.

      Ciertamente. Mas lo que ocurre es que los medios impresos y los digitales cada vez publican menos fotografías de calidad. Los medios mexicanos, con sus honrosas excepciones, se han caracterizado por no valorar la buena fotografía pese a que tenemos una gran tradición en este ramo. Los periódicos se limitan mucho a la nota política, por lo que la fotografía no recibe espacios mejores. Es necesario voltear a ver lo que ocurre en algunos estados, donde destacan Alejandro Cossío, Rashide Frías, Félix Márquez, Daniel Aguilar, Javier Manzano, Narciso Contreras, Bernandino Hernández, Pedro Pardo y Guillermo Arias, entre otros. Hay decenas de buenos fotógrafos jóvenes a los que les falta espacio para publicar. Las redes sociales no son suficientes para darse a conocer.

      También se tiene que considerar que los medios ya no ponen atención a los reportajes, sólo les interesa los temas políticos, lo cual limita el desarrollo del periodismo en general y, por supuesto, también les quita mucha credibilidad ante los lectores.

 

 

IV

Con todo respeto, los periódicos mexicanos no se han caracterizado por los grandes despliegues de fotografía, salvo en los casos de temas amarillistas o en las finales de futbol. Están, en efecto, las excepciones del unomásuno y después La Jornada. Antes hubo casos como Sucesos. Hoy sólo contamos con las revistas Siempre! e Impacto, entre muy pocas.

      Hace falta que quienes dirigen los medios valoren más la foto, que ha demostrado ser uno de los componentes con mayor credibilidad ante las masas. Sólo que la fotografía requiere de atención y espacio.

      ¿Qué me motiva ahora en la observación fotográfica? Yo creo que en algunos casos es la necesidad de contar algo; en otros, mi compromiso con la realidad, y también la necesidad de tener un trabajo. Siempre me he preguntado si realmente los fotógrafos están observando críticamente a la sociedad, a los políticos. No lo sé, no estoy seguro, pero creo que en ese sentido nos hace falta más compromiso con la necesidad de observar críticamente.

 

 

V

La mirada no es suficiente, se requiere también el olfato, el sexto sentido y el conocimiento de lo que buscamos. Saber cuál es la nota o por dónde está lo interesante. Se piensa erróneamente que el fotógrafo es sólo un aprieta botones, como les decían antes los reporteros exquisitos. No todos los que traen una pluma son ilustrados o leídos. El fotógrafo debe saber cómo encuadrar, en qué momento disparar, etcétera. A lo largo de la historia hemos visto a fotógrafos con una mirada privilegiada que la combinan con su sexto sentido para producir buenas imágenes.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario