Monitor Más Monitor


¿La 5G será una competencia para la fibra?


Publicacion:17-11-2019

+ + - -

Estados Unidos se ha situado en la vanguardia del FWA 5G

Verizon lanzó en octubre de 2018 su servicio de acceso inalámbrico fijo (conocido por las siglas inglesas FWA) 5G preestándar en cuatro ciudades de Estados Unidos. Aunque el FWA no es un concepto nuevo (más del 5% de las conexiones fijas en todo el mundo ya son FWA, o de algún tipo de tecnología inalámbrica), dicho servicio tiene una cierta importancia como “primero” de su categoría. La tecnología 5G ofrece latencias más bajas y capacidades más elevadas, lo que la hace mucho más adecuada para FWA y le permite proporcionar una verdadera banda ancha de alta velocidad.

Con todo, ha pasado más de un año desde dicho lanzamiento, lo que en el mundo de las telecomunicaciones supone un período considerable, sobre todo en plena fiebre de la 5G. Así pues, ¿qué ha ocurrido desde entonces con el FWA 5G?

La geografía del FWA

Estados Unidos se ha situado en la vanguardia del FWA 5G, y ha logrado mantener su liderazgo sobre todo por dos motivos:

* En primer lugar, la FCC (siglas inglesas de Comisión Federal de Comercio, el organismo regulador de Estados Unidos) ha impulsado el mercado estadounidense al poner a disposición un volumen significativo de espectro apto para 5G (en la banda mmWave de ondas milimétricas) en tan solo 15 meses, un período de tiempo notablemente breve en comparación con otros mercados.

* En segundo lugar, las operadoras tradicionales estadounidenses suelen disponer de menos fibra terrestre que otros mercados maduros. Según las cifras proporcionadas por la OCDE, el porcentaje de abonados a la banda ancha de fibra en Estados Unidos queda muy por debajo de la media mundial y de la mayor parte de Europa, Corea del Sur y Japón. Por ello, el FWA puede ofrecer una solución más eficiente, barata y rápida que FTTx a las operadoras estadounidenses que quieren competir con el cable. En Corea del Sur, Japón y Europa la solución predominante es la FTTx y el FWA 5G resulta menos atractivo, salvo como complemento de cobertura en ámbitos seleccionados.

La provisión de servicios de banda ancha doméstica con FWA 5G es una oportunidad para las operadoras europeas deseosas de competir en nuevos mercados sin tener que efectuar costosas inversiones en fibra óptica. Nos referimos a operadoras que solo trabajan en telefonía móvil y con una presencia más limitada en banda ancha fija, que así pueden ampliar su cobertura y transformar el equilibrio de fuerzas en el mercado con sus precios. Hutchinson Reino Unido (Three) y Telefónica Alemania están bien posicionadas para la FWA 5G, mientras que Digi e Iliad también podrían alterar el mercado con precios competitivos y licencias para espectro 5G de adquisición reciente.

Los CPE, la nueva puerta de entrada a los hogares

La FWA exige formatos y capacidades distintos a los que se encuentran en los rúters tradicionales, así como un equipo en el local del cliente (conocido este último por las siglas inglesas CPE). Ciertas soluciones de FWA requerirán una antena exterior para mejorar la velocidad y la conectividad, mientras que otras pueden consistir en un único rúter autónomo en los interiores. Los CPE han experimentado un significativo desarrollo durante el último año, ya que las pruebas y despliegues con 5G han generado demanda y han puesto de relieve los desafíos, sobre todo en el ámbito de las frecuencias mmWave. Al principio las operadoras que querían instalar FWA 5G disponían tan solo de un número limitado de opciones de CPE, pero la variedad de productos existentes en el mercado es cada vez mayor y el número de fabricantes de equipamiento original que ofrecen un kit para FWA alcanzará pronto los 40, y cubrirá tanto el CPE en interiores como al aire libre.

Los proveedores de infraestructuras y fabricantes de dispositivos estudian sus propias soluciones. Una amplia gama de firmas, como por ejemplo Inseego, Oppo, Nokia, Samsung, Sharp y Sierra Wireless, ya han lanzado o han empezado a desarrollar sus propios dispositivos, y la mayoría de ellas ofrecerán instalaciones de FWA como muy tarde en 2020.

Los nuevos CPE ofrecerán varias mejoras respecto a los primeros modelos. Algunos de ellos permitirán tasas de descarga de hasta 5 Gb/s., y la mayor potencia de las señales del rúter aumentará la cobertura en el hogar del cliente. En muchos casos se trata de dispositivos ligeros, e incluso portátiles, lo que permitirá despliegues más flexibles y, como consecuencia, un acceso más libre a la red 5G. Además, los nuevos CPE que Verizon planea lanzar en 2020 están provistos de un número mucho mayor de funcionalidades, como por ejemplo capacidades de Wi-Fi 6, Amazon Alexa, reproducción mediante Bluetooth y controles parentales. Gracias a dichas funcionalidades avanzadas, los CPE de 5G se transformarán en un nuevo tipo de portal doméstico y ayudarán a las operadoras de redes a ofrecer Internet doméstica Triple-Play, con servicios de televisión, teléfono y datos de alta velocidad con calidades semejantes a las de la fibra, mediante una solución unificada de altas prestaciones.

Un factor crucial tanto para la economía de las operadoras como para la adopción por parte de los consumidores es que el nuevo portal de Verizon será (igual que muchos otros) autoinstalable. Algunas operadoras ofrecen junto con el CPE una aplicación para smartphone que ayudará a los clientes a encontrar la ubicación óptima dentro de sus hogares. La instalación Plug and Play ahorra tiempo al cliente y debería contribuir a impulsar la adopción del FWA 5G.

El futuro del FWA 5G

Durante el primer año de funcionamiento del FWA 5G, la tecnología estaba todavía en fase de prueba y ha llegado tan solo a un número reducido de clientes. Los nuevos modelos de CPE son compatibles con Wi-Fi 6, una funcionalidad de especial importancia para los clientes empresariales. Las características avanzadas de Wi-Fi 6, como por ejemplo una mayor velocidad de datos, menor latencia, mayor capacidad y eficiencia energética superior serán la base de un gran número de nuevos casos de uso. Como resultado de las nuevas capacidades, la adopción empresarial será un factor adicional para impulsar la adopción del FWA.

También se espera que la adopción por parte de los consumidores siga aumentando durante el 2020, impulsada por las nuevas funcionalidades, las capacidades de autoinstalación y unos precios más bajos. Se pronostica un crecimiento significativo en el número de dispositivos y el espectro 5G disponibles. La esperada aparición de CPE económicos en 2020 también impulsará la penetración en mercados menos maduros, como Rumanía o Sudáfrica.

En conjunto, el FWA 5G ha experimentado una evolución significativa desde su puesta en marcha y podemos prever que los dispositivos y capacidades de red habrán experimentado numerosos desarrollos para cuando se celebre el segundo aniversario del lanzamiento de la banda ancha inalámbrica de 5G. El FWA 5G nos brinda la oportunidad de disponer de centralizar los servicios domésticos, integrar un gran número de funcionalidades de nuevo cuño y, también, ofrecer a las empresas una conectividad avanzada que permitirá poner en marcha aplicaciones totalmente nuevas.



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario