EnEscena Televisión


Por “Friends” Aniston perdió casi 15 kilos

Sufrió con RachelSufrió con Rachel

Publicacion:20-09-2019

+ + - -

Gracias a Friends, Aniston se convirtió en una de las actrices más importantes de su generación y en todo un icono de moda

Los Angeles, EU.-Hace 25 años, el 22 de septiembre de 1994, Estados Unidos asistía al estreno de la que se convertiría en una de las series más importantes de la historia de la televisión: Friends.

Un formato que lanzó a la fama a seis actores entonces desconocidos y que se convirtieron en superestrellas: David Schwimmer, Matthew Perry, Matt LeBlanc, Lisa Kudrow, Courteney Cox y Jennifer Aniston, probablemente la que ha tenido una trayectoria más sólida y duradera y la que mayores cotas de estrellato ha alcanzado.

Gracias a Friends, Aniston se convirtió en una de las actrices más importantes de su generación y en todo un icono de moda, gracias a su depurado estilo y a sus famosos cortes de pelo. Sin embargo, un nuevo libro lanzado ahora con motivo de este 25º cumpleaños desvela que la actriz no lo tuvo fácil para llegar hasta ahí y que se vio sometida a las presiones de la industria por su físico.

En Generation Friends: An Inside Look at the Show That Defined a Television Era (Generación Friends: un vistazo por dentro a la serie que definió una era en la televisión), el autor Saul Austerlitz desvela que Aniston “fue obligada a perder 30 libras (13.6 kilos) si quería seguir en la industria de Hollywood” y por tanto para optar al papel de Rachel Green, que le dio el pistoletazo de salida a su carrera después de alguna pequeña serie.

“Los Ángeles era un lugar muy duro para ser actriz, un lugar muy duro para ser mujer, y a su agente le costaba asumir esa situación”, explica Austerlitz, que relata como a la actriz la llamaron después de hacer una audición y le pidieron que fuera en mallas. “Eso va a ser terrible para mí”, le dijo supuestamente Aniston a su agente que “se puso serio al respecto”, tal y como se recoge en el libro y como cuenta ahora el portal estadounidense The Blast.

“Aniston no estaba gorda en absoluto”, asume el autor, “todo el mundo podía ver lo preciosa que era. Pero, como la serie a la que un día quedaría asociada de forma perenne le hizo notar, la cámara le sumaba diez libras”, otros casi cinco kilos.

Aniston ha hablado en alguna ocasión sobre su alimentación y ha dejado entrever que esta no ha sido del todo saludable. Así, contó que durante un tiempo comía “demasiados sándwiches de mayonesa. Mayonesa sobre pan blanco... la cosa más deliciosa del mundo”, explicó a la revista estadounidense Rolling Stone en 1996. En 2010 también se dijo que Aniston se había alimentado a base de purés y potitos infantiles (algo, también, poco saludable a la larga), lo que le hacía perder tres kilos semanales, algo que ella tuvo que desmentir.

También hace tres años explicó que, durante la década que duró el rodaje de la serie, ella, Kudrow y Cox comieron la misma ensalada cada día. Un plato inventado por la propia Aniston y que llamó ensalada Jennifer cuyos ingredientes eran garbanzos, pollo o pavo picado, beicon de pavo, huevos duros, tomates, aguacate, cebolletas, berros, queso cheddar y lechuga mixta, aliñado con vinagreta y cubierto con queso Roquefort. Una mezcla que, a diario, tampoco resulta saludable, como explicaban expertos en nutrición a Buenavida.

 



« Redacción »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario