Economico


Banxico, un tesoro para la gente que colecciona monedas


Publicacion:07-10-2019

+ + - -

Entre las colecciones más populares destaca la Familia del Centenario, compuesta por seis piezas de oro acuñadas entre 1905 y 1921.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- En México, los amantes de la numismática pueden agregar a su colección una amplia variedad de monedas que retratan a personajes y pasajes de etapas como la Independencia y la Revolución mexicanas.
El Banco de México (Banxico) rescata la herencia numismática de diferentes periodos que van desde la conquista hasta el siglo XX en monedas y billetes disponibles para su adquisición. Al igual que en Banxico y en la Casa de Moneda de México, en el país las piezas también son distribuidas por Banco Azteca, Banamex, Banorte, Banregio, BBVA, Ciberbanco, el Museo Interactivo de Economía (MIDE) y Soluciones Ecológicas en Metales.
Entre las colecciones más populares destaca la Familia del Centenario, compuesta por seis piezas de oro acuñadas entre 1905 y 1921.
La moneda que le da el nombre a la familia se fabricó para conmemorar los primeros 100 años de la Independencia en 1921, y actualmente tiene un valor aproximado de 36 mil 500 pesos al público.
La Azteca de 20 pesos se acuñó en 1917 para rememorar la conquista en 1521, con el dibujo del Calendario Azteca, que residió en el Templo Mayor de Tenochtitlan. El precio de esta moneda es de 15 mil pesos.
El retrato de Miguel Hidalgo está plasmado en versiones de 2, 2.50, 5 y 10 pesos, junto con el águila del escudo nacional de 1919. Dependiendo del valor facial, el precio de estas monedas oscila entre mil 700 y 7 mil 600 pesos.
También elaborado con el metal precioso se vende el amonedado Fusión Cultural, de cuatro piezas que promueven el legado cultural de México al mundo, producto de la fusión entre las sociedades prehispánica y española. Todas las monedas tienen un valor de 2 mil 285 pesos.
Español e Indígena es la primera moneda de esta familia. En ella se observan retratos superpuestos de un español con almete y un indígena con penacho en el reverso, mientras que en el anverso se encuentra el actual escudo.
La Arquitectura es una composición de construcciones arquitectónicas de ambas culturas, como una pirámide, un acueducto y la cúpula de una iglesia. En El Cacao, la figura de un hombre cargando una vaina de la planta se presenta junto con el águila devorando una serpiente al anverso.
La Alegoría muestra una mezcla de la fusión cultural mesoamericana y española a través de elementos como el maíz, el maguey, la espiga de trigo, el caballo, la moneda real y la cruz.
Entre las monedas de plata están las acuñadas en México a lo largo del siglo XX, que resguardan tres reliquias de la Independencia y una de la Revolución. Se trata de un metálico de Hidalgo que circuló en 1955, cuyo valor se estima en 419 pesos; dos monedas de José María Morelos, una de 1947 y otra de 1957, con precios de 26 y 113 pesos, respectivamente; así como una pieza del expresidente Venustiano Carranza de 1959, que cuesta 208 pesos.
Además, se encuentran en existencia dos colecciones de 18 y 19 piezas en acabado mate-brillo, que muestran a los personajes más representativos de estos eventos históricos, con precios de 713 y 736 pesos, y una cartera de billetes de 2010 que conmemora el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, con un valor de 403 pesos cada una.
Otra de las colecciones es la Herencia Numismática de México y sus series I, II, III y IV. En ella se encuentran piezas célebres como las primeras acuñadas en la Casa de Moneda durante el siglo XVI, hasta la amonedación contemporánea del siglo pasado.
En la serie I hacen parte piezas como el Columnario, de 1732; el Peso de Caballito del artista francés Charles Pillet, de 1914; el Peso de Bolita, probablemente mandada a elaborar por el revolucionario Francisco Villa en 1913, y la Moneda de Morelos tipo SUD, que el mismo personaje dispuso fabricar durante la guerra por la Independencia.
La serie II rescata monedas virreinales como la resellada en oriente, acuñada en 1804, y la Moneda macuquina, de 1608, llevada a la Nueva España durante el reinado de Felipe III. Monedas como la Zapatista de Suriana, de 1915; la de Carlos y Juana, de 1536; la Insurgente de la Suprema Junta Gubernativa de América, de 1811, y la del Primer Imperio, de 1822, forman parte de la serie III de la colección.
En tanto, la serie IV preserva la Moneda Villista "Muera Huerta", ordenada por Villa en 1914; la Moneda Virreinal de Fernando VI, de 1748; la Moneda revolucionaria del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, de 1915; la Moneda provisional realista, de 1812; además de la Moneda virreinal de Carlos IV, de 1806.
El valor de las cuatro series es de 8 mil 148 pesos; sin embargo, los precios pueden variar dependiendo del día en las monedas numismáticas de cualquier serie o familia.



« EL UNIVERSAL »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario